EE.UU. recurre a mentiras en su política exterior, afirma Rusia

La cancillería rusa condenó las recientes declaraciones del portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, sobre la tragedia del vuelo MH17 de Malaysia Airlines, basadas en información especulativa que circula por las redes sociales

Autor:

Juventud Rebelde

El portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, confirmó que EE.UU. solo dispone de las redes sociales como fuente de información en la investigación de la tragedia del MH17, informa el sitio Russia Today.

«El vuelo 17 de Malaysia Airlines fue derribado por un misil disparado desde el suelo (...) Después de la caída del aparato, en las redes sociales empezaron a aparecer comentarios de que un sistema SA-11 al que le faltaba un misil específico estaba siendo transportado de regreso hacia Rusia a través la frontera desde Ucrania. En los medios sociales también aparecieron informes de una conversación entre separatistas que hablaban sobre el derribo de un avión», afirmó Earnest, citado por la Casa Blanca. 

Asimismo, indicó que «hay numerosas pruebas en los medios sociales que indican que los separatistas tienen acceso al tipo de sistema de misiles SA-11 que es capaz de alcanzar aviones que vuelan a gran altura».

La Embajada de EE.UU. en Kiev publicó una explicación ampliada de las palabras de Earnest sobre cómo Washington emplea las redes sociales: «El jueves, en las redes sociales aparecieron informes sobre el movimiento de un sistema SA-11 a través de las ciudades de Torez y Snézhnoye, controladas por los separatistas, cerca del lugar del derribo y del supuesto lugar del lanzamiento de un misil tierra-aire. El radio de alcance y la altura del impacto del SA-11 le habría permitido derribar el vuelo MH17 desde ese sitio de lanzamiento».

Precisamente este fue el argumento que utilizó Washington para culpar a Rusia del derribo del Boeing 777 en Ucrania hasta el 22 de julio, fecha en que altos funcionarios de inteligencia de EE.UU. afirmaron que sus servicios no habían encontrado ningún indicio de que Rusia estuviera implicada en el derribo del MH17 en el este de Ucrania.

Ante estas declaraciones, el Ministerio de Relaciones Exteriores acusó este sábado a EE.UU. de llevar a cabo su política exterior basándose en mentiras.

«A juzgar por la implacable campaña de calumnias contra Rusia, organizada por el Gobierno estadounidense, es evidente que su política exterior recurre cada vez más a mentiras descaradas», señala un documento emitido por la Cancillería rusa.

En el comunicado, el Ministerio de Relaciones Exteriores acusó a la Administración de Barack Obama de formular argumentos basándose en información especulativa que circula por Internet.

Según la Cancillería rusa, «como es habitual, Washington no presenta pruebas ni referencias que puedan ser examinadas o analizadas». 

«Está claro quiénes son los responsables de plagar la Red de basura: Washington y, posiblemente, Kiev», agregó.

Mientras, el primer ministro de Australia, Tony Abbott, confirmó la presencia de más cadáveres esparcidos en la región ucraniana en donde fue derribado hace más de una semana el vuelo MH17 de Malaysia Airlines, con 298 personas a bordo.

En el sitio aún permanecen cuerpos sin vida sin recoger, razón por la cual es tan importante enviar una misión internacional al lugar con carácter estrictamente humanitario, declaró Abbott a la cadena de televisión ABC.

El tiempo apremia y los cuerpos se deterioran, insistió el premier australiano, quien adelantó que Canberra prevé mandar policías al este de Ucrania como parte del equipo internacional bajo la autoridad de la Organización de Naciones Unidas, para vigilar el lugar del siniestro y ayudar a los expertos a recuperar cadáveres y evidencias.

El avión de Malaysia Airlines, que cubría la ruta Ámsterdam-Kuala Lumpur, cayó a tierra al ser impactado por un misil el pasado 17 de julio en un área de Donetsk, a poco más de 50 kilómetros de la frontera ruso-ucraniana.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.