Fuerza y esencia de un pueblo rebelde

Con la presencia de dignatarios de varias latitudes, militantes del Partido Socialista Unido de Venezuela y los delegados a su III Congreso, tuvo lugar un multitudinario acto en el Poliedro de la capital venezolana. En La Habana, el proyecto cultural Los amigos del amigo, realizó una edición especial en la noche de este lunes, con motivo del 60 cumpleaños del Comandante Chávez

Autor:

Patricia Cáceres

CARACAS, julio 28.— Con un multitudinario acto en el Poliedro de la capital venezolana, dignatarios llegados de varias naciones de América Latina y el Caribe, así como de otros puntos del planeta, junto con militantes del Partido Socialista Unido de Venezuela y los delegados a su III Congreso, se rindió tributo al Presidente Comandante Hugo Chávez Frías en su 60 cumpleaños.

El presidente Nicolás Maduro, en la intervención final de la jornada, realizó un análisis del proceso bolivariano en el contexto actual y comentó la reciente victoria del pueblo frente a la «jugada imperial» contra el diplomático Hugo Carvajal. «El imperio tiene que aprender a respetar a Venezuela y al continente todo», dijo.

Maduro reafirmó que «nos sentimos portadores de la historia gloriosa y del proyecto que nos dejara el Comandante Chávez».

Los oradores se sucedieron durante la jornada, entre ellos el Primer Vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros de Cuba, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, quien a nombre del pueblo cubano, de Fidel y de Raúl, llevó el abrazo de hermanos y la permanente solidaridad con Venezuela.

Destacó la personalidad de Chávez, de quien dijo transformó para siempre la historia de Venezuela y de toda Latinoamérica y el Caribe, y fue capaz de impulsar una época de cambios en la región.

En sus palabras, el dirigente cubano apuntó el liderazgo del presidente Nicolás Maduro y a la generación de venezolanos que defiende el legado de Hugo Chávez y las conquistas alcanzadas en esta epopeya, frente al golpismo y las fuerzas imperiales.

En el poliedro se escucharon las voces amigas del primer ministro de Antigua y Barbuda, Gaston Brownie, y la solidaridad con el pueblo de Venezuela también llegó con Roosevelt Skerrit, primer ministro de Dominica.

Evo Morales, presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, repasó el liderazgo de la izquierda latinoamericana y caribeña, comenzando por Fidel, apuntó que los Gobiernos revolucionarios ya no están solos y aseguró que el mayor homenaje al hermano Hugo era seguir manteniendo esa integración.

Del acontecer de la lucha de nuestros pueblos de América, del proyecto justo, solidario y humano que propuso Chávez, hablaron el presidente salvadoreño Salvador Sánchez Cerén y el nicaragüense Daniel Ortega, quien destacó los debates del III Congreso del PSUV.

Otros políticos y dirigentes de movimientos sociales participaron en el acto, como el canciller argentino Héctor Timerman; el ex presidente de Honduras, Manuel Zelaya; y el ex presidente Leonel Fernández, de República Dominicana.

También fue un momento de reconocer valores. La Orden Libertadores y Libertadoras de Venezuela se le impuso al destacado revolucionario Alí Rodríguez Araque, y se presentó el libro Hugo Chávez y la resurrección del pueblo venezolano, de Germán Sánchez Otero, quien fue embajador de Cuba en la República Bolivariana de Venezuela durante más de una década.

Los amigos del amigo


Un tributo de amor ofreció la juventud cubana al presidente Hugo Chávez en el 60 aniversario de su natalicio mediante el espacio Los amigos del amigo, proyecto cultural que tuvo una edición especial en la noche de este lunes en el Complejo Morro-Cabaña, en La Habana.

A la gala de homenaje, convocada por la UJC y otras organizaciones juveniles, asistieron personalidades y artistas de Cuba y el mundo, que llegaron hasta allí para recordar al Comandante Supremo del pueblo venezolano.

Uno de ellos fue el prestigioso periodista Ignacio Ramonet, autor del libro Hugo Chávez. Mi primera vida, voluminoso ensayo biográfico sobre el fallecido Presidente venezolano. Expresó que lo que más lo impresionó de él fue su extraordinaria humanidad. «Aplicaba a diario en la práctica la frase de Antonio Gramsci “no hay que ir al pueblo, sino ser el pueblo”».

Al decir de Ramonet, Chávez tenía una relación natural con la gente, una conexión increíble con las necesidades y sentimientos de las personas.

«Abrió una guía en América Latina de cómo se puede llegar al poder sobre la base de los movimientos sociales. Fue un hombre extraordinariamente singular, con una influencia seductora en todos los que lo conocían», afirmó.

Otra de las invitadas fue Aleida Guevara, hija del Che, quien dijo sentirse sorprendida de la espontaneidad de Chávez para decir las cosas, sin tapujos.

Señaló, además, que no solo ponía en práctica al Che, sino que sentía por él un cariño muy especial. «Cuando uno lo conocía formaba parte de tu vida para siempre», añadió.

«Fue hijo, padre y guerrero del pueblo, con corazón de acero blando, flexible, sensible ante el dolor, las carencias, los perseguidos y sufrientes. Solidario siempre con los desatendidos de la tierra, los condenados», subrayó por su parte Roy Chaderton, representante venezolano ante la Organización de Estados Americanos (OEA).

«Redimensionó la presencia internacional de Venezuela, y en pocos años la contagió por todo el continente. Le decía en la cara al imperialismo lo que pensaba de él. Él supo ver la necesidad y el deber de confiar en el pueblo, y el pueblo nunca traicionó su confianza.

«Dios celoso se llevó al Che antes de los 40 años, a Bolívar antes de los 50 y a Chávez antes de los 60», apuntó.

Kenia Serrano, presidenta del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP), prefirió recordar sus sentimientos solidarios con tantos pueblos olvidados del mundo como Haití, Palestina, el Sahara Occidental. «Nos enseñó que no existían fronteras físicas entre los países», apuntó.

Serrano se refirió además a la estrecha amistad entre el líder venezolano y Fidel. «Las sonrisas más lindas de nuestro Comandante nos las regaló con Chávez», dijo.

Un momento muy especial lo constituyó la proyección del videoclip de la canción El regreso del amigo, del cantautor cubano Raúl Torres, que fue interpretada por miembros del equipo médico cubano que atendió a Hugo Chávez.

Durante el homenaje se rememoraron las misiones médicas cubanas en Venezuela y el apoyo de Chávez a los Cinco Héroes cubanos, temas siempre presentes en sus discursos.

La velada también reunió a los repentistas Héctor Gutiérrez y Aramís Padilla, y se disfrutó de la presentación del coro de la Escuela de Canto Mariana de Gonitch mientras se proyectaba un testimonio gráfico de Roberto Chile.

A la gala asistieron representantes de la Embajada de Venezuela en Cuba; la segunda secretaria de la UJC, Sucelys Morfa González; miembros de la caravana Pastores por la Paz, pacientes del complejo asistencial La Pradera, médicos de la Misión Martí, así como Camilo Guevara, hijo del Che.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.