Occidente sanciona, Rusia ajusta el parachoques

Siguen los combates en Ucrania, se «blindan» los investigadores de la tragedia del avión malasio y EE.UU. y Europa se conjuran nuevamente contra Moscú

Autor:

Juventud Rebelde

ÁMSTERDAM, julio 29.—Los expertos holandeses y australianos abandonaron sus planes de acceder al lugar en el que cayó un avión comercial malasio en Ucrania, debido a los combates, que solo en este día dejaron 31 civiles muertos en la ciudad de Górlovka, cercana a Donetsk, y otros cinco en Lugansk.

«Hay muchas luchas a lo largo de la carretera que va al lugar del accidente», declaró un comunicado del Ministerio de Justicia holandés, informa Reuters.

Es el tercer día consecutivo en que los expertos no pueden hacer su trabajo debido a los combates. Entre las bajas fatales de este martes, ocho eran niños. La cantidad de heridos en ambas zonas rebasa en la jornada las 50 personas.

En medio de acusaciones mutuas sobre la responsabilidad en la muerte de civiles y la obstaculización de la pesquisa de la caída del avión, Ucrania se prepara para recibir la Misión para Protección de la investigación de la catástrofe Boeing-777 que, dirigida por los Países Bajos, estaría formada por no más de 700 militares y civiles de Holanda y Australia, autorizados a usar armas y a moverse por sitios de interés pericial, recoge Itar-Tass.

Este martes, EE.UU. y Europa intensificaron el lenguaje de las sanciones contra Rusia. Mientras la Casa Blanca, según EFE, prevé anunciar «tan pronto como hoy mismo» nuevas sanciones contra Moscú, la Unión Europea propone poner en vigor esta semana otras medidas de presión al Kremlim. Josh Earnest, portavoz presidencial estadounidense, informó de una declaración de Barack Obama en la que este se uniría al aviso de sus socios europeos sobre sanciones adicionales.

Entre ellas figuran la restricción del acceso a los mercados de capitales europeos para los bancos rusos, un embargo de armas, la prohibición de exportar a Rusia bienes de uso dual (civil y militar) y un veto a las exportaciones de equipamiento para el sector de la energía.

En cambio, el Gobierno ruso, que rechaza la legitimidad de las sanciones y proyecta programas para minimizar su efecto, cuenta con elevado respaldo de su ciudadanía. La publicación digital Eldiario.mx reseña una encuesta del Instituto independiente Levada a 1 600 personas según la cual el 64 por ciento de los rusos consultados acusan a Estados Unidos y a Europa de «interferencia ilícita» en Ucrania. El sondeo arrojó que el temor a las consecuencias de las sanciones se ha reducido, del 52 por ciento que lo manifestó hace tres meses, al 36 por ciento ahora.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.