Bienvenida Ana Libertad, la nieta 115

Abuelas de Plaza de Mayo confirmaron la identificación de la nieta de Alicia Zubasnabar de la Cuadra, quien fue la primera presidenta de la organización

Autor:

Juventud Rebelde

BUENOS AIRES, agosto 22.— Fuentes de la agrupación Abuelas de Plaza de Mayo informaron la identificación de un nuevo nieto, el 115. La noticia se produce a escasos días de la conmoción que causó la aparición de Ignacio Guido Montoya Carlotto, nieto de Estela de Carlotto, presidenta de ese organismo de derechos humanos.

La Secretaría de Derechos Humanos (SDH) convocó a una conferencia de prensa para este viernes a las 7:00 de la noche (hora local) en la sede de la Asociación Abuelas Plaza de Mayo, en Virrey Cevallos 592 de Buenos Aires, para anunciar la identificación de la nieta 115.

Transmitida en vivo por Telesur, en la conferencia de prensa Estela de Carlotto leyó un comunicado de Abuelas en la que se dijo que había sido encontrada Ana Libertad, hija de Héctor Carlos Baratti y de Elena Cuadra Zubasnabar (Lena).

Elena Cuadra Zubasnabar y Héctor Carlos Baratti padres de Ana Libertad.

En la convocatoria se había pedido a la prensa «responsabilidad y paciencia» refiriéndose a «los rumores que  están circulando en los medios y redes sociales pedimos a la prensa  responsabilidad y paciencia para esperar la información oficial del caso que  será anunciada durante la conferencia», y recordaba que «el resguardo de la intimidad de las víctimas de apropiación es fundamental para propiciar el buen vínculo de la familia biológica».

Ana Libertad es nieta de Alicia Zubasnabar (Licha), una de las fundadoras de Abuelas de Plaza de Mayo y su primera presidenta. Licha falleció en junio de 2008 sin abrazar a su nieta a la que buscó hasta el día de su muerte, dijo Estela en la lectura del comunicado de Abuelas de Plaza de Mayo.

Elena estaba embarazada de cinco meses al momento del secuestro el 23 de febrero de 1977 en La Plata. Por testimonios de sobrevivientes, se pudo saber que, el 16 de junio de 1977, dio a luz durante su cautiverio en la Comisaría 5ta de La Plata a una niña a la que llamó Ana Libertad, que hoy recupera la identidad.

Lena y Héctor, a quien sus amigos llamaban Flaco Bara, militaban en el Partido Comunista Leninista de Argentina. Ambos estuvieron detenidos en la Comisaría 5ta., donde nació Ana Libertad. Héctor también fue visto en la Comisaría 8va. de La Plata y Elena posiblemente haya permanecido en el centro clandestino de detención «Pozo de Quilmas».

Elena continúa desaparecida. Héctor fue asesinado y sus restos fueron identificados por el Equipo Argentino de Antropología Forense, se informó en la conferencia de prensa de este viernes.

En la información ofrecida se explicaron detalles del caso de Ana Libertad a partir de 2010, cuando Abuelas y la Comisión Nacional por el Derecho a la Identidad (Conadi) recibieron una denuncia con información sobre una joven que podría ser hija de desaparecidos.

Luego de una investigación documental, el caso fue remitido por la Conadi el 26 de febrero de 2013 a la Unidad Especializada en Casos de Apropiación de Niños durante el Terrorismo de Estado, de la Procuración General de la Nación, que realizó la investigación preliminar en agosto de 2013, la que fue enviada a un juzgado federal, solicitando la extracción de sangre para la prueba de ADN.

Agrega el comunicado de Abuelas que la joven, al enterarse de la existencia de una causa judicial, llamó a Abuelas para realizarse voluntariamente el análisis genético, y como se encontraba en el exterior, la extracción se produjo el 25 de abril de este 2014 a través del Consulado del país en el que reside. La muestra llegó el 8 de mayo a la Argentina y fue recibida por la Dirección de Derechos Humanos de la Cancillería. Este organismo la remitió al Banco Nacional de Datos Genéticos (BNDG) para efectivizar el estudio, detallaron.

El jueves 21 de agosto, el Banco informó al juzgado que la joven es hija de Héctor Baratti y Elena De la Cuadra, y preservaron los datos de la causa y del juzgado para evitar que trascienda información que podría dañar la privacidad de esta víctima de apropiación, dijeron, por lo que no se conoce aún la identidad que hasta ahora ha tenido Ana Libertad.

Se destacó que este es el primer caso investigado por la Unidad especializada en apropiación que finaliza con la restitución de identidad de una de las nietas, y se afirmó que evidencia la coordinación de distintos organismos del Estado que trabajaron mancomunadamente para la resolución de este delito de lesa humanidad.

Elena y Héctor llamaron a su hija Ana Libertad. Hoy ella logró adquirir ese bien tan preciado que sus padres le desearon con su nombre: bienvenida Ana a tu libertad, concluyó Estela de Carlotto durante la información dada a la prensa.

Ana Libertad se reunirá con tías y otros familiares que viven La Plata, explicó Estela de Carlotto, cuyo nieto, Ignacio Guido, expresó en twitter su alegría al conocer la noticia del hallazgo de la nieta 115.

Se estima que unos 500 niños y niñas nacieron en cautiverio mientras sus padres biológicos estaban en centros de detención clandestinos de la última dictadura argentina. Los bebés fueron apropiados, en la mayoría de los casos, por cómplices del régimen. Esos padres biológicos de los infantes secuestrados por los militares forman parte de los 30 000 desaparecidos o asesinados por la dictadura (1976-1983).

Luego que el pasado 5 de agosto se encontrara e identifica el nieto de Estela de Carlotto, que tuvo amplia cobertura de los medios en todo el mundo, Abuelas de Plaza de Mayo ha recibido numerosas llamadas de personas solicitando información para realizarse exámenes genéticos.

A principios de agosto, Estela de Carlotto, presidenta de Abuelas de Plaza Mayo, encontró a su nieto tras más de tres décadas y media de búsqueda.

Guido/Ignacio Montoya Carlotto resultó ser el nieto recuperado número 114.

El nieto de Carlotto había nacido durante el cautiverio de su madre en junio de 1978, en pleno Gobierno militar, y fue arrebatado pocas horas después de nacer para asignarle otra identidad.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.