De nuevo Hollande se queda sin equipo

La política de recortes sociales, cada vez más indefendible en Europa, provocó dimisiones en el gabinete francés

Autor:

Juventud Rebelde

PARÍS, agosto 25.— El primer ministro de Francia, Manuel Valls, presentó este lunes la dimisión en bloque de su Gobierno tras las discrepancias al más alto nivel por las políticas de recortes implementadas en el país. Ante el hecho, el presidente Francois Hollande le ha encargado la formación de un nuevo gabinete.

«Su composición será anunciada mañana», ha informado Hollande en un escueto comunicado difundido después de que este fin de semana los ministros de Economía y de Educación, Arnaud Montebourg y Benoît Hamon, respectivamente, criticaran públicamente la política de austeridad del ejecutivo francés.

«El Jefe del Estado le ha pedido constituir un equipo en coherencia con las orientaciones que él mismo ha definido para nuestro país», ha señalado Hollande en referencia a Valls, según informa RTVE.es.

Afirma el periódico El País, el Gobierno de Manuel Valls se formó hace apenas 147 días y dará paso al tercer equipo con el que tendrá que trabajar el mandatario. Las políticas de austeridad defendidas por el Primer Ministro en concordancia con el Presidente suscitaron desde el principio intensas desavenencias.

El Ministro francés de Economía ha justificado su salida por «las políticas de austeridad absurdas» que se aplican en Francia y en Europa y que a su parecer agravan la crisis.

El titular Arnaud Montebourg ha dicho que durante sus dos años en el Gobierno ha tratado de convencer a Hollande de «rechazar para nuestro país las respuestas excesivas» y, como no lo ha logrado, Francia está parada y el desempleo continúa su progresión.

El saliente Ministro de Economía afirmó que las políticas de austeridad, subidas de impuestos y reducción del gasto público decididas por los Gobiernos son las causas de la prolongación y del agravamiento inútil de la crisis en toda Europa.

Además, insistió en que «hay que tener el valor intelectual y político de decir que las políticas de austeridad agravan el déficit donde deberían reducirlo», y que «son injustas porque afectan a las clases populares y medias en forma de subidas e impuestos «y llevan a los ciudadanos a rechazar la construcción europea y a «abrazar los partidos extremistas».

Montebourg agradeció el apoyo recibido en estos últimos días en su polémica abierta con Hollande y Valls por otros dos ministros, el de Educación, Benoît Hamon, y la de Cultura, Aurélie Fillipetti, quienes también dejarán sus puestos.

Este domingo, el Ministro francés de Educación, hasta ahora más moderado, pidió al Presidente un giro en su política, para estimular la oferta en lugar de dar prioridad al recorte del gasto y parar a la canciller alemana, Angela Merkel, en la fijación de la política europea.

«Merkel no puede seguir siendo la que lleva la batuta de la orientación europea», subrayaba Benoît Hamon en una entrevista publicada por el diario Le Parisien. Se quejaba de que al imponer las políticas de austeridad, «Alemania sirve a sus intereses personales, no a los de Europa».

El incidente se produce en medio de una bajísima popularidad, tanto del primer ministro, Manuel Valls, como del propio Francois Hollande. Una encuesta del instituto IFOP revela que solo están satisfechos con la gestión del Presidente el 17 por ciento de los franceses, mientras los descontentos alcanzan el 81 por ciento de los consultados.

Valls, por su parte, tiene solo el apoyo del 36 por ciento de los franceses, a pesar de haber sido nombrado hace menos de seis meses.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.