Kiev y rebeldes conversan… con el dedo en el gatillo

La reunión en Minsk sobre el conflicto en Ucrania deja ver posiciones incompatibles mientras la OTAN apresta su punta de lanza contra Rusia

Autor:

Juventud Rebelde

KIEV, septiembre 1ro.— Representantes del Gobierno de Kiev y de los separatistas prorrusos reabrieron en Minsk, este lunes, los contactos para la paz en el este de Ucrania, al volver a reunirse con mediación de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) y Rusia, a pesar de ambos mantener posturas aparentemente irreconciliables.

Un informe de la agencia española EFE, refiere que el viceprimer ministro de la autoproclamada República Popular de Donetsk, Andrei Purguin, al frente de la delegación de los rebeldes, aseguró en rueda de prensa que las partes volverán a reunirse el próximo viernes con la vista puesta en un alto al fuego y el intercambio de prisioneros.

«Discutiremos etapas y pasos posibles para el alto al fuego y trataremos la posibilidad de un intercambio de prisioneros (en el formato) de todos por todos», dijo el líder separatista al concluir la reunión.

Los separatistas entregaron al representante del Gobierno ucraniano, el ex presidente Leonid Kuchma, sus exigencias a Kiev, en las cuales se incluye un «estatus especial», que no la independencia para las regiones de Donetsk y Lugansk, sublevadas desde mediados de abril.

También reclaman la oficialidad de la lengua rusa en las dos regiones, la autonomía económica exterior para profundizar la integración con Moscú y con la Unión Aduanera (integrada además por Bielorrusia y Kazajstán) y la liberación de sus milicianos y políticos detenidos.

Las autoridades ucranianas, por su lado, no aceptan otra cosa que la rendición incondicional de los federalistas, a los que permitirían abandonar Ucrania tras deponer las armas (en dirección a Rusia) o acogerse a una amnistía, en caso de no haber cometido «delitos graves».

El presidente ucraniano, Petro Poroshenko, ha adelantado que durante su visita a Estados Unidos a mediados de mes solicitará a la Casa Blanca que las repúblicas populares de Donetsk y Lugansk sean consideradas terroristas.

Mientras, el secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen —quien ya termina su mandato—, anunció en Bruselas, según EFE, que los mandatarios aliados aprobarán esta semana en su cumbre de Gales un plan de acción rápida para responder más ágilmente a lo que llamó «agresivo» comportamiento ruso en la crisis ucraniana.

«Se desarrollará lo que se puede llamar punta de lanza de nuestra capacidad de respuesta: una fuerza de acción muy rápida que podrá desplegarse en poco tiempo», manifestó.

Al respecto, agregó que lo más preocupante es que se produciría un eventual despliegue ruso «en cuestión de días».

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.