Despierta polémica artículo de las FARC-EP sobre víctimas

El Jefe de la delegación colombiana al proceso de paz, Humberto de la Calle, lanzó una enérgica protesta y exigió a su contraparte un pronunciamiento por recientes publicaciones sobre el tema víctimas

Autor:

Yailé Balloqui Bonzón

Los diálogos de paz entre el Gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP) llegaron este miércoles a un punto caliente cuando el jefe de la delegación colombiana al proceso de paz, Humberto de la Calle, lanzó una enérgica protesta y exigió a su contraparte un pronunciamiento por recientes publicaciones sobre el tema víctimas y que involucran a la congresista Clara Rojas, a la ex candidata presidencial Ingrid Betancourt y al general Luis Mendietta, todos retenidos en el pasado por la guerrilla durante varios años.

En una alocución inusual ante los medios de prensa que cada mañana le esperan a su entrada al Palacio de Convenciones de La Habana, sede de los diálogos de paz, De la Calle expresó que lo plasmado por la guerrilla resulta «incompatible con un deseo expresado en los acuerdos de reconocer a las víctimas y asumir las responsabilidades consecuentes».

En el texto, al que hace referencia la representación gubernamental, que está firmado por la delegación guerrillera y publicado en la noche del martes en el blog que lleva la insurgencia, se pone en entredicho la condición de Clara Rojas como víctima real de la organización guerrillera por su supuesta actitud durante el cautiverio.

Bajo el título «¿Es Clara Rojas una víctima de las FARC-EP?», la guerrilla afirma que Rojas decidió voluntariamente acompañar en su captura a la entonces candidata presidencial Ingrid Betancourt durante una visita que ambas realizaban como parte de la campaña electoral de 2002 a la antigua zona de distensión de San Vicente del Caguán, al sur del país.

Rojas, entonces jefa de debate en la campaña, «rehúsa irse y por su propia determinación decide quedarse», relata el texto.

Sobre las condiciones en las que se desarrolló el cautiverio de Rojas y Betancourt por más de seis años, la guerrilla precisa que ambas recibieron «un trato preferencial» por su «condición de mujeres y su extracción social», y gozaron de algunas libertades como no estar nunca atadas.

De acuerdo con De la Calle, «este artículo viola la dignidad de Rojas como persona y como mujer, y se hace aun más inexplicable si se considera que, «pese a su inmenso sufrimiento, la congresista ha manifestado su fuerte apoyo al proceso de paz».

Apuntó, además, que genera preocupación que ocurran estos ataques personales en un momento en el que los organizadores de los encuentros con las víctimas deben regirse por un principio de equilibrio en la composición de las delegaciones.

«Esperamos que las FARC-EP se pronuncien sobre estos desafortunados hechos», dijo De la Calle.

Previo a la declaración gubernamental, la delegación insurgente reiteró la necesidad de crear una Comisión de la Verdad antes de la firma de un acuerdo final.

La guerrilla dio a conocer a los medios, además, diez propuestas para el debate sobre víctimas iniciado el mes pasado, que incluye temas como el esclarecimiento de la verdad histórica, el reconocimiento de las víctimas y sus derechos y la reparación integral.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.