OTAN: Cumbre en Gales, blanco en Rusia

Como se esperaba, la reunión de los 28 miembros de la Alianza militar ha perfilado sus presiones a Moscú

Autor:

Juventud Rebelde

NEWPORT, Reino Unido, septiembre 4.— El secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, anunció este jueves en la cumbre de esa organización que los aliados apoyarán a Ucrania con 15 millones de euros para sus reformas militares, al tiempo que alzó el tono contra Moscú por no contribuir, según él, a rebajar las tensión en esa región.

«Condenamos con firmeza las repetidas violaciones de Rusia de la ley internacional», dijo Rasmussen, al tiempo que pidió de nuevo a Vladimir Putin «retirar a sus miles de tropas desplegadas en las regiones fronterizas, dejar de apoyar a los separatistas» y revertir lo que llamó «ilegal e ilegítima autoproclamación de anexión de Crimea». En contraste, Rusia ha negado cualquier tipo de participación de sus fuerzas en el conflicto ucraniano y ha propuesto un plan de paz.

Según la agencia EFE, Rasmussen ponderó la búsqueda de una solución política al conflicto, pero también aseguró que cree en «sanciones económicas más duras y profundas que solo aislarán más a ese país (Rusia)».

Las palabras de Rasmussen marcaron el tono de la reunión,  centrada en el mayor enfrentamiento entre Rusia y Occidente desde la caída del muro de Berlín y el colapso de la URSS.

Por su parte, el presidente de Ucrania, Petro Poroshenko,  se mostró «moderadamente optimista» ante la reunión del Grupo de contacto (OSCE, Rusia y Ucrania) que tendrá lugar este viernes en Minsk y cuya celebración podría posibilitar la declaración de un alto al fuego por las dos partes.

Respecto al apoyo de la OTAN, Poroshenko señaló que en Gales ha recibido una gran demostración de «solidaridad» después de ver como la seguridad y la estabilidad de Ucrania han sido erosionadas por la «agresión rusa».

Altos líderes de los rebeldes dijeron que ellos también ordenarán un cese al fuego si se llega a acuerdos en las conversaciones de la capital de Bielorrusia.

El espíritu de nuevas sanciones a Moscú no ha cesado. Según la agencia Reuters, la Casa Blanca comentó que Obama y los dirigentes de Alemania, Francia y Gran Bretaña acordaron en los márgenes de la cumbre que Rusia debe afrontar «nuevos costos».

El presidente de Francia, Francois Hollande, dijo que sanciones más duras de la Unión Europea, que serían adoptadas el viernes, dependerían de los eventos que se produzcan en las próximas horas, mientras el anfitrión David Cameron afirmó que las sanciones de Estados Unidos y la UE han tenido un impacto en la economía rusa y que la presión sobre Moscú se incrementaría si no reduce las supuestas «acciones militares», que calificó de «inaceptables».

En tanto, el canciller ruso Serguei Lavrov afirmó que su país está listo para tomar medidas prácticas que mitiguen la crisis en Ucrania, e instó a Kiev y a los rebeldes a atender la propuesta de cese al fuego presentada el miércoles por Moscú.

En la cumbre de la OTAN en Gales, Obama y sus 27 aliados también discutieron cómo enfrentar a los militantes del Estado Islámico, que han capturado grandes extensiones de Iraq y Siria, y cómo estabilizar a Afganistán cuando las fuerzas de la OTAN abandonen este país centroasiático a fin de año.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.