Terrorismo: el bueno y el malo, según el sucio

La política de doble estándar de Estados Unidos sobre el extremismo en Siria no engaña a nadie

Autor:

Juventud Rebelde

DAMASCO, septiembre 11.— Medios de prensa sirios denunciaron este jueves el doble rasero del presidente Barack Obama, quien anunció la intensificación de los ataques contra el Estado Islámico (EI) y, a la vez, incrementa el apoyo a grupos extremistas en este país.

La agencia oficial de noticias Sana criticó el respaldo de Obama a organizaciones extremistas que intentan derribar el Gobierno de Bashar al-Assad. El jefe de la Casa Blanca adelantó más ataques aéreos contra el EI en Iraq y su extensión a las zonas que la agrupación extremista controla en esta nación levantina.

Prensa Latina apunta que, para Sana, esa política demuestra la falta de seriedad de la administración norteamericana. La agencia siria recordó que varios miles de europeos y norteamericanos se sumaron a las filas del Estado Islámico.

Por otro lado, la televisora Syria TV recordó que Estados Unidos armó y financió grupos terroristas que combaten en este país.

El mes pasado, el canciller Walid al-Moallem abrió las puertas a la cooperación con potencias occidentales para derrotar al EI, aunque advirtió que sería en el marco del respeto a la soberanía y la independencia de Siria y que eventuales ataques de aviones norteamericanos y de otras naciones contra posiciones de los terroristas en Siria deberán primero ser coordinados con el Gobierno. «La violación de nuestra soberanía constituirá un acto de agresión», dijo entonces.

Igual punto de vista mantiene el Kremlin. El representante oficial de la Cancillería de Rusia, Alexander Lukashevich, advirtió que un ataque aéreo de Estados Unidos —supuestamente contra las posiciones de terroristas en Siria— sería un claro acto de agresión y una flagrante violación de las normas internacionales.

Lukashevich subrayó la posición de Moscú en relación con la anunciada estrategia de Barack Obama de golpear a las agrupaciones del Estado Islámico en el norte de Siria, sin el consentimiento de Damasco y de Naciones Unidas.

El diplomático ruso contrastó la propalada estrategia de Obama con la política cómplice que ha llevado a cabo Estados Unidos, cuya administración ha cerrado los ojos ante las atrocidades de los sectores radicales y de grupos terroristas en Siria.

Irán tiene similares reservas. La agencia Xinhua recoge, desde Teherán, declaraciones de la vocera del Ministerio de Relaciones Exteriores, Marzieh Afkham, quien comentó las dudas de su Gobierno acerca de la seriedad de la coalición antiterrorista surgida tras la reciente cumbre de la OTAN.

La vocera iraní criticó los estándares dobles y afirmó que el trato de Occidente al problema «solo dará como resultado la propagación del terrorismo y del extremismo y el surgimiento de nuevas ramas en diferentes partes del mundo».

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.