Cambio climático constituye un desafío global

El canciller de Cuba, Bruno Rodríguez, exigió un compromiso político de los Estados industrializados en la búsqueda de respuestas

Autor:

Juventud Rebelde

NACIONES UNIDAS, Nueva York, septiembre 23.— «El cambio climático amenaza una paz ganada con esfuerzo, la prosperidad y las oportunidades para miles de millones de personas. Hoy tenemos que cambiar el rumbo del mundo», alertó el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, al dejar inaugurada la Cumbre de la ONU sobre el Clima que reunió en esta ciudad a más de 120 líderes mundiales.

La promesa de un compromiso en la lucha contra el cambio climático fue destacada por los numerosos oradores de la jornada, que estuvo precedida el fin de semana por más de 2 600 marchas y diversas actividades en al menos 156 países.

El canciller de Cuba, Bruno Rodríguez Parrilla, exigió un compromiso político de los Estados industrializados en la búsqueda de respuestas efectivas contra el cambio climático y sus amenazas para la humanidad. También llamó la atención sobre las evidencias científicas inobjetables de los peligros que acechan al planeta, como la disminución de los hielos, el aumento de la temperatura y la elevación del nivel del mar, dijo PL.

«Se requieren ingentes esfuerzos y compromisos claros. Se requiere la voluntad política real de los Gobiernos de los Estados industrializados, que definitivamente compartirán el destino del empobrecido Sur», advirtió el Ministro de Relaciones Exteriores cubano.

«La causa esencial de la crisis ambiental global, incluido el cambio climático, continúa siendo la irracionalidad e insostenibilidad de los patrones de producción y consumo que sustentan un sistema de dominación económica capitalista generador de mayor desigualdad y pobreza», indicó el Canciller cubano.

Subrayó que «el cambio climático agravará los problemas ambientales globales acumulados, inclusive la pobreza y la inseguridad alimentaria». Agregó que «la carencia de medidas efectivas y de financiamiento internacional necesario para erradicarlos, contrasta con el irracional gasto militar impuesto al mundo, que en el año 2012 alcanzó la cifra de 1 756 billones de dólares. Solo a Estados Unidos, correspondió el 37 por ciento de ese monto».

El Ministro cubano de Relaciones Exteriores aseguró que «el enfrentamiento al cambio climático no puede comprometer el desarrollo económico y social de nuestros pueblos ni los esfuerzos de erradicación de la pobreza, prioridad de la nueva agenda de desarrollo posterior al 2015».

Se refirió a las acciones de Cuba que, dijo, «avanza en su Programa Nacional de Enfrentamiento al Cambio Climático, que prioriza las medidas en la zona costera del archipiélago e incorpora la adaptación a través de otros programas afines; como los de seguridad alimentaria, manejo integral del agua, ordenamiento territorial, la prevención sanitaria, la reforestación, entre otros».

Destacó, además, las medidas adicionales de ahorro de energía  y la previsión de que más de la mitad del crecimiento en la generación eléctrica «se produzca a partir de fuentes renovables».

Por último, afirmó que en el marco de la ONU se requiere trabajar «por lograr un acuerdo ambicioso, justo y balanceado» que atienda las reivindicaciones de los países del Sur y «prevalezcan los derechos de toda la humanidad, incluido el derecho a la vida, a la paz, a la alimentación y al desarrollo».

Por su parte, el Secretario General de la ONU señaló que el mundo nunca se ha enfrentado a un desafío global como el cambio climático, al hablar ante esta cumbre que convocó para dar impulso al debate, aunque este encuentro no forma parte de las negociaciones que se están llevando a cabo para la redacción de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático que debe ser aprobada en París a finales de 2015, dijo DPA.

También responsabilizó al capitalismo de estos males el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, quien aseguró que «la lógica de explotación del capital es simplemente insostenible» e instó a los representantes de los distintos países a escuchar las voces de los que exigen acciones urgentes contra el cambio climático, reportó AP.

Por su parte, la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, exhortó a adoptar «medidas justas, ambiciosas, equilibradas y eficaces» para frenar el calentamiento global y abogó por la elaboración de un plan «universal, ambicioso y legalmente vinculante», que respete los principios de «equidad y de responsabilidades comunes, pero diferenciadas», agregó DPA.

También el actor Leonardo DiCaprio, nombrado embajador de la ONU para temas climáticos, llamó a una acción inmediata y a gran escala cuando afirmó que un planeta donde se pueda vivir es «un derecho humano inalienable», y puntualizó: «Honorables delegados, líderes del mundo, yo actúo para vivir, pero ustedes no», el momento de responder «es ahora. Les ruego que lo enfrenten con coraje y honestidad».

Este martes, en nombre del grupo G-77 más China, el presidente de Bolivia, Evo Morales, recordó que las economías más industrializadas tienen una «responsabilidad histórica» en el cambio climático, mientras que los países en desarrollo son los que sufren más sus consecuencias, apuntó EFE.

La agencia noticiosa afirmó, además, que la Cumbre del Clima sirvió para recoger algunos compromisos de reducción de emisiones, un buen número de promesas financieras y, sobre todo, muchos mensajes sobre la voluntad de actuar de forma urgente para frenar el calentamiento global.

Entre los compromisos tangibles de la cumbre —dice AFP—destacó el adoptado por 32 países y decenas de empresas para reducir a la mitad la pérdida de bosques en 2020 y detenerla totalmente en 2030, declaración que prevé, además, recuperar más de 350 millones de hectáreas de tierras degradadas en todo el mundo, una superficie similar a la de la India.

En total, los compromisos movilizarán más de 200 000 millones de dólares antes del final de 2015, según anunció la ONU.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.