No son de estudiantes algunos de los cuerpos hallados

Responsables deberán responder ante la ley, reitera Presidente mexicano

Autor:

Juventud Rebelde

CIUDAD DE MÉXICO, octubre 11.— El gobernador del estado sureño de Guerrero, Ángel Aguirre, señaló este sábado que algunos de los 28 cuerpos, y otros más no especificados, hallados en nueve fosas clandestinas en la ciudad de Iguala, no corresponden a los 43 estudiantes desaparecidos en la misma zona, reportó Ansa.

En conferencia de prensa, el mandatario estatal dijo que se reunió con funcionarios de la Procuraduría General de la República (PGR, fiscalía), de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) y de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de la Delincuencia Organizada (Seido), detalló Notimex.

Aguirre declaró tener «fe en encontrar con vida» a los jóvenes que asisten a la Escuela Normal para Maestros de Ayotzinapa, municipio de Tuxtla, que desaparecieron entre el 26 y 27 de septiembre.

«Sin mayores elementos, sí les puedo afirmar que algunos de los cuerpos (recientemente hallados en fosas clandestinas), de acuerdo con los avances que se llevan en los peritajes en materia forense, no corresponden a los jóvenes de Ayotzinapa», indicó el funcionario en la conferencia de prensa.

Aguirre se refirió al acuerdo con autoridades federales sobre la instalación de una mesa permanente de colaboración para la búsqueda de los 43 normalistas desaparecidos.

Por su parte, el presidente mexicano Enrique Peña Nieto se refirió al tema y dijo que el Gobierno mexicano ha asumido su «responsabilidad» para esclarecer el caso y trabaja «con determinación» para hacer que los responsables «de estos actos inhumanos y de barbarie respondan ante la ley», apuntó EFE.

En una intervención con los gobernadores del país, el mandatario dijo que «es inaceptable que en un Estado democrático y de derecho como México pueda haber localidades con vacíos de autoridad y, peor aún, con vínculos de complicidad entre gobernantes y delincuentes».

Según Ansa, hasta ahora fueron detenidos una treintena de personas, 22 de ellos policías municipales de Iguala, acusados de emboscar a los jóvenes cuando se dirigían a recaudar fondos para financiar sus protestas.

Durante el ataque a los jóvenes murieron seis personas, tres de los cuales eran estudiantes. Luego decenas de ellos fueron trasladados a un lugar desconocido a bordo de patrullas y otros vehículos.

Hace una semana fueron hallados 28 cuerpos en cinco fosas clandestinas en una colina a las afueras de Iguala y el miércoles último otras cuatro donde se encontraron más cuerpos. El alcalde de Iguala, José Luis Abarca, que ya renunció y es fugitivo de la justicia, fue acusado de los asesinatos y desapariciones.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.