Moral Monday contra la violencia policial en EE.UU.

Inician campaña de desobediencia civil para reclamar justicia por asesinatos de jóvenes negros

 

Autor:

Juventud Rebelde

St. Louis (EE.UU.), octubre 13.— Miles de personas volvieron a protestar pacíficamente en St. Louis y en Ferguson, estado de Missouri, contra la violencia policial, al tiempo que exigieron justicia para los jóvenes afroamericanos Michael Brown y Vonderrit Myers Jr., muertos ambos a manos de policías blancos que no han sido encausados.

Ya en la noche del domingo los manifestantes comenzaron a congregarse en el complejo de la universidad de St. Louis, y durante todo este lunes, en el llamado Moral Monday (lunes moral), diversas organizaciones de derechos humanos realizaron acciones en Ferguson con una marcha y plantón frente al Departamento de Policía, para reclamar justicia.

En la red social Twitter, numerosos mensajes daban a conocer las incidencias en Ferguson de este lunes, donde fueron detenidas numerosas personas, entre ellas algunos de los clérigos que encabezaron la acción de desobediencia civil.

Según AFP, en el fin de semana se reportaron al menos 17 arrestos en St. Louis.  La portavoz de la Policía de esa ciudad, Schron Jackson, dijo el domingo en un correo electrónico que las personas fueron arrestadas porque supuestamente se habían reunido para alterar el orden, agregó AP.

Para las protestas en Missouri llegaron manifestantes desde varias partes de Estados Unidos, entre ellos clérigos de diversas denominaciones religiosas, activistas a favor de la paz de la era de Vietnam, seminaristas de Nueva York y cientos de trabajadores de restaurantes de comida rápida que viajaron en autobuses desde Chicago, Nashville y otras ciudades.

Agrega AP que fuera del estadio Busch, en el centro de St. Louis, donde se disputaba un juego del campeonato de la Liga Nacional, decenas de manifestantes protestaron en la acera el sábado por la noche, donde gritaban a coro lemas y sostenían carteles. Aficionados del béisbol que se dirigían al estadio para asistir al partido evitaron a los manifestantes, sin verlos siquiera, aunque otros los aclamaron, según el periódico St. Louis Post-Dispatch.

Un informe del diario The New York Times comentó que muchos de los asistentes a estos actos expresaron además su rechazo a la desigualdad social y económica, la lucha por la elevación del salario mínimo, las fallidas políticas migratorias y los abusos de las fuerzas represivas en todo el país, agrega PL.

La muerte de Brown, de 18 años, el pasado 8 de agosto, provocó en su momento violentos disturbios raciales en la localidad de Ferguson —a unos 20 kilómetros de St. Louis— y puso de manifiesto las tensiones existentes entre la policía y la comunidad negra.

Dos meses después de la muerte de Brown, el 8 de octubre, otro joven afroamericano de 18 años, Vonderrit Myers Jr., murió en St. Louis por los 17 disparos que le hizo un agente de seguridad blanco, que tampoco ha sido detenido. En este caso la policía aseguró que el joven disparó primero contra el agente, un policía de 32 años que en ese momento estaba fuera de servicio y trabajando para una empresa de seguridad privada, dijo DPA.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.