Detenidos autores materiales de desaparición de estudiantes en Iguala

Cuatro personas del cártel Guerrero Unidos fueron puestas bajo custodia

Autor:

Juventud Rebelde

CIUDAD DE MÉXICO, octubre 28.— Autoridades mexicanas detuvieron este lunes a cuatro personas que confesaron haber participado directamente en la desaparición forzada de 43 estudiantes hace un mes en el sur de México, un caso que ha conmocionado al país y ha levantado críticas sobre la estrategia de seguridad del Gobierno.

El Procurador General (fiscal general), Jesús Murillo, precisó que dos de los detenidos, todos presuntos integrantes de la banda delictiva Guerreros Unidos, dijeron que habían recibido a «un amplio grupo de personas y en este momento declaran sobre su destino» en el suceso ocurrido en el estado de Guerrero entre el 26 y 27 de septiembre pasado, reporta Reuters.

Los otros dos detenidos habrían participado como vigilantes de los hechos, agregó Murillo, respecto a la desaparición de los 43 estudiantes de magisterio que fueron secuestrados el 26 de septiembre por policías municipales junto a miembros de la banda, tras una manifestación en la ciudad de Iguala.

Algunas autoridades temen que los jóvenes hayan sido masacrados.

El procurador agregó que está previsto llevar este martes a un grupo de periodistas al paraje donde se presume se consumaron hechos relacionados con la desaparición, y que peritos de la fiscalía «buscan evidencias para corroborar el dicho de los detenidos» junto con antropólogos argentinos.

Murillo dijo la semana pasada que el alcalde de Iguala, José Luis Abarca, y su esposa, María de los Ángeles Pineda, formaron parte del grupo de los autores intelectuales que propiciaron la desaparición de los normalistas.

La pareja, que está prófuga y operaba en complicidad con Guerreros Unidos, ordenó el 26 de septiembre frenar a los estudiantes que viajaban por una carretera rumbo a Iguala tras haber tomado autobuses para recolectar dinero para la escuela rural de magisterio donde estudiaban.

La Procuraduría emitió una orden de aprehensión contra Abarca y su esposa, y los jefes de las policías de Iguala y Cocula, otra ciudad del estado.

Entretanto, este martes las autoridades anunciaron haber encontrado otra fosa clandestina en los alrededores de la ciudad de Iguala, donde desaparecieron los 43 estudiantes normalistas. Según AFP, exámenes practicados a los cuerpos encontrados revelaron que no son los alumnos.

Guerreros Unidos es una de las varias bandas del crimen organizado en que se dividió el otrora poderoso cártel de los Beltrán Leyva, cuyo líder Arturo Beltrán Leyva murió en un enfrentamiento con marinos en diciembre de 2009.

La desaparición de los jóvenes llevó a que la semana pasada el gobernador de Guerrero, Ángel Aguirre, pidiera licencia para separarse del cargo. El domingo, el Congreso estatal nombró a un jefe de estado sustituto.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.