Pese a Kiev, Moscú cree en voto separatista

Después de las parlamentarias «oficiales», las regiones rebeldes plantarán sus propias urnas. Las raíces históricas y su sitio en el conflicto

Autor:

Juventud Rebelde

MOSCÚ, octubre 28.— El ministro de Relaciones Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, dijo que Moscú reconocerá las elecciones convocadas por separatistas prorrusos en el este de Ucrania para el 2 de noviembre, pese a la oposición de Kiev.

Ucrania sostuvo el pasado domingo elecciones parlamentarias que dieron una clara victoria a los partidos que promueven vínculos más cercanos con Occidente, pero las votaciones no se llevaron a cabo en los bastiones rebeldes de Donetsk y Lugansk, en el este del país, informa la agencia Reuters.

Los rebeldes han sostenido que llevarán a cabo sus propias elecciones una semana después, para subrayar su independencia,  mientras Kiev y Occidente sostienen que no reconocerán esos comicios.

«Las elecciones que se llevarán a cabo en el territorio de las proclamadas repúblicas populares de Lugansk y Donetsk serán importantes desde el punto de vista de legitimar el poder», dijo Lavrov al diario ruso Izvestia y al canal de televisión Life News TV en una entrevista publicada este martes en el sitio de Internet del Ministerio.

Al ser consultado sobre si Moscú reconocería los resultados de la elección, Lavrov dijo que «esperamos que las elecciones se lleven a cabo como está dispuesto y por supuesto que reconoceremos sus resultados».

Independientemente de esa postura, Moscú rechaza las acusaciones de Occidente de que forma parte del conflicto que ha causado la muerte de más de 3 700 personas.

Por otro lado, las autoridades de la autoproclamada República Popular de Lugansk (RPL) y la población honraron la memoria de los caídos en la Gran Guerra Patria al cumplirse 70 años de la liberación de Ucrania de los invasores nazis, informa la agencia TASS.

El jefe del Consejo Popular de la República, Alexéi Kariakin, depositó flores en la Tumba del soldado desconocido, el Obelisco de la gloria y el monumento a las víctimas del Ejército Insurgente Ucraniano.

«Por desgracia, hoy vemos que esta peste ha resucitado», dijo en alusión a sectores facistoides. «Honramos y respetamos a nuestros abuelos», añadió Kariakin, quien recalcó que en la RPL se guían por el principio de que los que no conocen su pasado no tienen futuro.

«Al echar una mirada a lo que pasó entonces, no queremos que eso vuelva a suceder ahora», concluyó el jefe del Consejo Popular. Los gremios sectoriales y las ONG también llegaron para honrar la memoria de los fallecidos.

Tal posición contrasta con acciones de grupos fascistas ucranianos que han destruido importantes símbolos socialistas como las esculturas de Vladimir Ilich Lenin.

En tanto, desde la localidad rusa de Noghinsk, cercana a Moscú, partió el cuarto convoy con ayuda de ese país para poblaciones del este de Ucrania. ANSA refiere que se trata de cien camiones que transportan unas mil toneladas de productos, incluidos alimentos, agua y medicamentos.

El Gobierno ucraniano había protestado por el envío del convoy desde Rusia —país al que acusa de proveer ayuda militar a los grupos separatistas— por la falta de autorización y control de las cargas.

El vicejefe de protección civil ruso, Vladimir Stepanov, dijo que en los próximos días Moscú enviará otras 3 000 toneladas de ayudas al este de Ucrania.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.