Estocolmo no se hace «el sueco» con Palestina

Este reconocimiento al Estado palestino crea un interesante precedente europeo y despierta ira en un régimen que ahora mismo es condenado por la ONU

Autor:

Juventud Rebelde

ESTOCOLMO, octubre 30.— Suecia se convirtió en el primer país en reconocer el Estado de Palestina siendo miembro de la Unión Europea (otros lo habían hecho antes de su ingreso a la UE), iniciativa considerada «histórica» por el presidente Mahmud Abbas, y «deplorable» por Israel.

La decisión «confirma el derecho de los palestinos a la autodeterminación», subrayó la titular de Exteriores sueca, Margot Wallstrom, en el diario Dagens Nyheter, según AFP.

«Nuestro Gobierno considera que los criterios del Derecho Internacional para el reconocimiento del Estado de Palestina se cumplen: un territorio que, pese a no tener fronteras fijas, cuenta con una población y un Gobierno», explicó la Canciller, añadiendo que espera que esta decisión «muestre el camino a otros».

La medida tuvo respuestas polarizadas. «El presidente Abbas alaba la decisión de Suecia, que es valiente e histórica», afirmó el portavoz del líder de la Autoridad Palestina, Nabil Abu Rudeineh. Poco después, el ministro de Exteriores israelí, Avigdor Lieberman, aseguraba que el reconocimiento era «deplorable» y reforzaría a «los extremistas».

Frente a las críticas que levantó el anuncio de este reconocimiento a principios de octubre por parte de Israel y Estados Unidos —que lo tachó de «prematuro»—, Wallstrom temió que la decisión «llegue más tarde que pronto».

La iniciativa de Estocolmo tendrá «un efecto diplomático que eventualmente puede convertirse en bola de nieve», aseguró a la agencia sueca TT el profesor de Derecho Internacional Ove Bring, quien añadió que «políticamente, es un éxito psicológico para Palestina y para quienes apoyan la solución de dos Estados».

Tras el anuncio de Suecia en octubre, el reconocimiento de Palestina ha sido debatido simbólicamente por Gran Bretaña y considerado, «llegado el momento», por Francia.

PL recuerda que a inicios de este mes la Cámara de los Comunes de Reino Unido aprobó una moción que pide al Gobierno extender su reconocimiento a Palestina, admitida en noviembre de 2012 como país observador-no-miembro de la ONU, a pesar de la oposición de EE.UU. e Israel. El primer ministro británico, David Cameron, respondió que Londres lo hará «en el momento oportuno».

El anuncio sueco surge en momentos de crecientes presiones sobre Israel debido a la aceleración de las expropiaciones de terrenos en Cisjordania.

Por otro lado, el Comité de Derechos Humanos de Naciones Unidas acusó este jueves a Israel de violar reiteradamente, de forma sostenida y en múltiples ámbitos, los derechos de los palestinos, y le solicitó que cambie su conducta y aplique la ley internacional a la que está sujeto.

EFE explica que el Comité criticó que Israel no reconozca la aplicación de lo establecido en la Convención Internacional sobre Derechos Políticos y Civiles a los palestinos que viven en Jerusalén Este, Cisjordania, la Franja de Gaza y los Altos del Golán.

El Comité reprocha que Tel Aviv no haya investigado profusamente lo ocurrido durante las tres ofensivas a Gaza (2008-2009, 2012, y 2014) ni haya asumido responsabilidad por las atrocidades cometidas por su ejército.

Asimismo, censuró la política de demoliciones de casas de palestinos en Cisjordania, los impedimentos para que obtengan documentación administrativa y los desalojos y relocalización forzosa de beduinos sin tener en cuenta su tradicional economía de pastoreo.

Los expertos reiteran al Estado hebreo su obligación de controlar el uso de la fuerza ejercido por los cuerpos de seguridad, advertencia que incluye a los colonos. De igual modo, los expertos piden a Tel Aviv que acabe con la expropiación de tierras de palestinos para otorgarles más terrenos a los colonos.

Finalmente, el Comité se refiere al bloqueo a la Franja de Gaza y solicita a Israel «que lo levante inmediatamente y permita la entrada sin restricciones de asistencia humanitaria y de material de construcción».

La denuncia se produce en momentos en que las acciones de Israel en Jerusalén Este «equivalen a una declaración de guerra contra el pueblo palestino y sus lugares sagrados, así como contra las naciones árabes e islámicas», según consideró Nabil Abu Rudeineh, portavoz de Abbas.

Israel cerró este jueves la Explanada de las Mezquitas, tanto a judíos como a musulmanes, por miedo a que escale la violencia tras el atentado de un palestino contra un activista judío radical y la posterior persecución y muerte del atacante a manos de la policía israelí.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.