The New Yorker sobre Cuba, el ébola y el bloqueo

Un artículo publicado en la prestigiosa revista norteamericana destaca la participación de la Isla en el enfrentamiento al virus y señala que «en cierto sentido, todos los países están siguiendo el ejemplo de Cuba»

Autor:

Juventud Rebelde

Un extenso artículo titulado La diplomacia cubana del ébola, publicado el martes en The New Yorker,  destaca la participación de la Isla en el enfrentamiento al virus en las naciones africanas afectadas, señalando que «en cierto sentido, todos los países están siguiendo el ejemplo de Cuba».

Firmado por Jon Lee Anderson, miembro del staff de la prestigiosa revista estadounidense desde 1998, este recuerda que luego de que en septiembre más de 130 naciones votaran en la ONU por una resolución que declaraba al virus como una amenaza a la seguridad internacional, el pasado 12 de septiembre se anunció por el Ministro de Salud de Cuba, a instancias del Presidente Raúl Castro, que cerca de 500 profesionales de la salud de la Isla serían enviados a África Occidental.

Aunque menciona también otros países y respuestas a la crisis, entre ellos Estados Unidos, Reino Unido, Japón, la India y China, todos están siguiendo el ejemplo cubano.

Buena parte de los médicos y enfermeros de Cuba ya están en Sierra Leona, Liberia y Guinea, apunta la revista, y agrega: «Ningún otro país, hasta la fecha, ha contribuido con tantos profesionales de la salud capacitados para la crisis del ébola como Cuba», los más cercanos a ese esfuerzo son los Médicos sin Fronteras y los trabajadores locales, afirma.

«Cuba —añade la publicación— siempre ha sido reconocida por sus equipos itinerantes de médicos y enfermeras. De hecho, Cuba, una nación insular de 11 millones de personas, con 83 000 médicos —una de las mayores proporciones de médicos por habitantes— se ha convertido en la nación del mundo con el primer nivel de respuesta ante las crisis internacionales en los últimos años», y recuerda Paquistán, después del terremoto de 2005, y Haití tras el catastrófico sismo de 2010, y resalta que hay un estimado de 50 000 doctores cubanos trabajando en barrios marginales y áreas rurales de unos 30 países alrededor del mundo.

The New Yorker señala que este es el resultado de una estrategia a largo plazo que el Gobierno cubano ha mantenido desde que tomó el poder en 1959, y recuerda también que cientos de miles de estudiantes de África, Asia, América Latina y hasta de Estados Unidos, se han preparado en la Escuela Latinoamericana de Medicina en La Habana y otras sedes en la isla y cuya matrícula     —subsidiada— en 2013 ascendió a 19 500 estudiantes de más de un centenar de países.

El periodista del New Yorker reconoce que la Salud es orgullo y también una fuente de ingresos para el país, y cuando el Gobierno cubano pidió voluntarios para combatir el ébola, más de 15 000 profesionales se ofrecieron. En el personal que ha viajado ahora a África Occidental se incluyen médicos y enfermeros especializados en cuidados intensivos, cirujanos, anestesiólogos, epidemiólogos y pediatras.

Al comentar esta respuesta cubana, el artículo de la revista subraya: «Este gesto enorme de Cuba hacia África Occidental no ha pasado desapercibido, y puede allanar el camino para el inicio de la diplomacia del Ébola entre La Habana y Washington», y hace mención a que el pasado 19 de octubre el secretario de Estado, John Kerry, reconoció el esfuerzo impresionante de Cuba en el enfrentamiento al ébola, y la participación de dos funcionarios estadounidenses en la reunión técnica convocada por el ALBA, los días 29 y 30 de octubre.

Además, recuerda que el Presidente Raúl Castro afirmó que «Cuba está dispuesta a trabajar codo con codo con todos los países, incluyendo Estados Unidos» en el combate a esa epidemia. A su regreso el viernes de una gira por los países afectados de África Occidental, Samantha Power, embajadora estadounidense ante la ONU, también ponderó con fuerza la misión cubana en el continente africano.

Asegura el periodista Jon Lee Anderson que lo que llama «la diplomacia del Ébola sigue a un amistoso apretón de manos que Raúl Castro y el presidente Obama intercambiaron en el funeral de Nelson Mandela en Sudáfrica, en diciembre pasado, y se ha sumado a las previsiones de que la Administración Obama podría intentar finalmente levantar las restricciones restantes del embargo comercial de Estados Unidos contra Cuba».

Tras recordar que el diario The New York Times ha publicado editoriales a favor del levantamiento del bloqueo, que nuevamente la Asamblea General de la ONU se pronunció en este sentido, y que líderes de la región insisten en invitar a Cuba a la Cumbre de las Américas que se celebrará en Panamá, en abril próximo, la revista The New Yorker concluye que retirar el bloqueo allanaría el camino para una plena restauración de las relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos.

The New Yorker cita un consejo simple dado a Obama: «Solo hazlo».

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.