El Caribe en nuestra casa

Ya están en La Habana los primeros líderes de la Comunidad del Caribe para participar mañana lunes en la V Cumbre Caricom-Cuba

Autores:

Juana Carrasco Martín
Leyanis Infante Curbelo
Enrique Milanés León

Ha sido un sábado de estrechar lazos caribeños con la llegada a La Habana de las delegaciones de siete naciones miembros de la Comunidad del Caribe y los representantes de tres organismos regionales, el propio Caricom, la Asociación de Estados del Caribe (AEC) y de la Organización de Estados del Caribe Oriental (OECO), quienes participarán mañana lunes 8 de diciembre en la V Cumbre Caricom-Cuba.

Los líderes caribeños fueron recibidos en el aeropuerto internacional José Martí con todos los honores, unos por la ministra de Justicia, María Esther Reus, y otros por el ministro de Comunicaciones Maimir Mesa Ramos, en un preámbulo del fortalecimiento de los vínculos de cooperación que se esperan en el encuentro que tendrá por sede al Palacio de la Revolución.

Este domingo continuarán arribando a La Habana los dignatarios restantes para analizar temas de interés común que determinan en buena medida los retos enfrentados por el área, y la cooperación y hermandad que les permita superarlos.

Ralph Gonsalves, primer ministro de San Vicente y las Granadinas.

Ralph Gonsalves, primer ministro de San Vicente y las Granadinas, inició el arribo de las autoridades caribeñas hermanas a la Mayor de las Antillas para esta cita que tradicionalmente se celebra cada tres años.

Gonsalves, como luego hicieron sus colegas de Granada, Jamaica, Barbados, Antigua y Barbuda, y Suriname, además del Canciller de Haití, manifestó su satisfacción por estar en Cuba y la determinación de fortalecer los vínculos con nuestro país. Ese fue un sentimiento casi común, dejar evidencia de que en Cuba se sienten de nuevo en casa.

El Primer Ministro de San Vicente y las Granadinas comentó la relevancia de los dos eventos que acogerá La Habana en apenas unos días: la Cumbre Caricom-Cuba y la Cumbre por el décimo aniversario de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América-Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP), que se reunirá el próximo 14 de diciembre, porque su país es miembro de ambos organismos integracionistas.

Prácticamente todos destacaron que el encuentro Caricom-Cuba servirá para renovar la solidaridad existente entre los países y pueblos caribeños y a la vez «realizar ajustes a nuestros acuerdos y medidas de cooperación y planificar la relación Caricom-Cuba en el futuro», como apuntó Gonsalves.

Esa revitalización de las relaciones, además de una mirada constructiva sobre áreas esenciales de la economía, la salud, la educación y la cultura, y los temas políticos globales y de la región, fueron destacados como elementos esenciales a abordar en este encuentro.

Primer Ministro de Granada, Keith Mitchell.

Varios de los primeros ministros proclamaron la exigencia de que se ponga fin al bloqueo impuesto a Cuba por Estados Unidos, como lo hizo con énfasis del primer ministro de Antigua y Barbuda y presidente pro témpore del Caricom, Gaston Browne, cuando dijo: «Esta noche, en nombre el pueblo y Gobierno de Antigua y Barbuda y de los pueblos del Caricom, hago un llamado al presidente Obama a levantar ahora mismo este bloqueo sin sentido», declaró Gaston Browne. Un llamado acompañado por igual determinación del primer ministro de Granada, Keith Mitchell.

Gaston Browne, primer ministro de Antigua y Barbuda.

«Cuba ha desempeñado un importante rol en el fortalecimiento de la organización, realizando aportes significativos en sectores como la educación y la salud. Por ello, en plenarios internacionales apoyamos a Cuba en los asuntos que le conciernen, como su denuncia al bloqueo que le impone Estados Unidos», apuntó Mitchell, quien había arribado en horas de la tarde en vuelo conjunto donde también llegaron los secretarios generales del Caricom y de la Asociación de Estados del Caribe, Irwin LaRocque y Alfonso Múnera, respectivamente.

Además, en las palabras de saludo de los visitantes fue destacada con admiración y gratitud la solidaridad y la participación del personal médico cubano en el enfrentamiento al ébola en África Occidental y en la capacitación a especialistas del Caribe, así como la importancia de trabajar juntos en esa acción preventiva.

El secretario general de Caricom Irwin LaRocque recordó las duraderas relaciones de amistad entre ambas partes desde 1972. «En un momento difícil de relaciones internacionales, Caricom estuvo firme en relación con Cuba y estamos aquí para reafirmarlo», señaló.

Por su parte, al hablar por la AEC, su secretario general, Alfonso Múnera, afirmó que la asociación «fue la primera organización subregional en recibir a Cuba en pleno derecho».

Portia Simpson Miller, primera ministra de Jamaica.

En el segundo vuelo conjunto de hermanos llegó la primera ministra de Jamaica, Portia Simpson Miller, quien aseguró que esta V Cumbre beneficiará a todas las naciones del Caribe.

Freundel Stuart, primer ministro de Barbados.

También el primer ministro de Barbados, Freundel Stuart —quien subrayó su complacencia de ser el líder de uno de los cuatro países que en 1972 se reunieron en Trinidad y Tobago y tomaron la decisión de «ponerle fin al aislamiento diplomático de Cuba»—, así como el canciller de Haití, Duly Brutus, y el director general de la Organización de Estados del Caribe Oriental (OECO) Didacus Jules, adelantaron la certeza de que en el encuentro Caricom-Cuba se fortalecerán las relaciones porque Cuba es parte de la familia del Gran Caribe y esa es una relación que se atesora, dijeron.

Didacus Jules, director general de la OECO.

El canciller de Haití, Duly Brutus, en la ceremonia de recibimiento, manifestó el privilegio de representar en la Cumbre al presidente de la República de Haití, Michel Martelly, quien siente gran amor por Cuba —subrayó—, pero por negociaciones políticas en su país no pudo asistir al encuentro regional.

Duly Brutus, canciller de la República de Haití.

Ya en horas de la noche llegó el vicepresidente de Suriname, Robert Ameerali, quien aseguró que también estaban aquí para «mostrar nuestro respeto hacia el pueblo y el presidente de la República de Cuba».

Robert Ameerall, vicepresidente de Suriname.

Quizá pudieran servir de compendio de tanto sentimiento de respeto y cariño expresado por los mandatarios a su arribo a La Habana, estas palabras del director general de la OECO, Didacus Jules: «Queremos decir “Gracias, Cuba”, y sepan nuestros compatriotas cubanos que están siempre presentes en nuestros corazones, siempre tendremos solidaridad con ustedes y con su dignidad».

Este domingo, las delegaciones caribeñas están invitadas a la ceremonia que en el Cacahual recordará a Antonio Maceo y el  aniversario 25 de la Operación Tributo con la que se rinde homenaje a todos los cubanos caídos en misiones internacionalistas.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.