Duda en el Partenón da escalofríos al euro

Las elecciones anticipadas en Grecia y la posible victoria de Syriza destapan alarmas sobre otra crisis de la moneda única

Autor:

Juventud Rebelde

BERLÍN, enero 5.— La moneda única europea se ubicó este lunes en su nivel más bajo frente al dólar en casi nueve años, ante la incertidumbre de que Grecia se retire de la Zona Euro en caso de una victoria del partido izquierdista Syriza en las elecciones del próximo 25 de enero.

Notimex reporta que, en sus primeros movimientos de este lunes, la cotización oficial del euro frente al dólar en el Banco Central Europeo llegó a ser de hasta por 1 186 dólares por unidad, su nivel más bajo desde mediados de marzo de 2006. El cambio es inferior que sus niveles más bajos, alcanzados durante la crisis del euro en 2010.

Analistas atribuyen la caída a la incertidumbre sobre Grecia, cuyas cercanas elecciones, según sondeos, podrían ser ganadas por el partido Syriza, opuesto a la permanencia de Atenas en la Zona Euro.

Sin embargo, en Bruselas la Comisión Europea afirmó que la participación de Grecia en la Zona Euro es irrevocable. «Convertirse en miembro de la eurozona es irrevocable», señaló en rueda de prensa el portavoz comunitario, Margaritis Schinas, al ser interrogado sobre las informaciones del semanario alemán Der Spiegel según las cuales Berlín apoyaría la salida de Grecia de la Zona si Syriza gana las elecciones anticipadas.

EFE informa que el Gobierno alemán no confirmó ni desmintió informaciones de Der Spiegel que apuntan a que Berlín considera viable una salida de Grecia del euro, y se limitó a reiterar que Atenas se comprometió en su día a emprender un curso reformista a largo plazo.

Según el portavoz del Gobierno germano, Steffen Seibert, el cometido de la Unión Europea era y es «estabilizar y fortalecer la eurozona como un todo, con Grecia incluida» y «hacerla atractiva» para posibles miembros. Seibert recordó el principio vigente de «ayuda a cambio de esfuerzo», e indicó que «Grecia ha registrado avances notables» en su curso reformista.

«El Gobierno no está manteniendo ninguna discusión, fue un semanario el que la inició este fin de semana», dijo el portavoz. «Respetamos la decisión soberana de los electores griegos y ahora lo que debemos hacer es esperar», zanjó.

En tanto, el vicecanciller alemán y ministro de Economía, Sigmar Gabriel, advirtió en una entrevista que publica el diario Hannoversche Allgemeine Zeitung» que la eurozona «no se deja chantajear y que espera que el Gobierno de Grecia, «independientemente de quién esté en él, respete los acuerdos alcanzados con la UE».

Pese a todo ello, en Atenas el líder del partido izquierdista griego Syriza, Alexis Tsipras, aseguró que el debate sobre la posible salida de Grecia del euro es un fantasma para aterrorizar a los votantes.

El primer ministro conservador Antonis Samaras y sus seguidores buscan crear miedo, pero no lo conseguirán, afirmó Tsipras el domingo.

El líder opositor, cuyo partido es favorito para ganar las elecciones del 25 de enero, dijo que su futuro Gobierno negociará duramente con los acreedores para conseguir una flexibilización del ajuste y un perdón de la deuda. Los griegos ya no pueden aguantar más recortes sociales, indicó.

También prometió que no tomará medidas unilaterales, aunque añadió: «A menos que nos veamos obligados a ello».

En contraste, Samaras advierte que si Grecia no se mantiene en el actual curso de reformas nunca podrá salir de la recesión ni volver a los mercados financieros.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.