Pese a «grandes discrepancias» EE.UU. continuará camino de normalización con Cuba

Ratifica esa decisión ejecutiva la secretaria asistente de Estado Roberta Jacobson en conferencia de prensa

Autor:

Juana Carrasco Martín

El camino de normalización de relaciones será muy complejo» afirmó Roberta Jacobson, secretaria asistente de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental, durante una conferencia de prensa el viernes al abordar la recién concluida Ronda de Conversaciones con el Gobierno cubano para avanzar en el restablecimiento de relaciones entre ambos países y la reapertura de embajadas.

«Todo camino comienza con un primer paso, que fue lo que hicimos ayer», y aseguró que estos pasos continuarán a pesar de «las grandes discrepancias».

«Con muchos otros países del mundo tenemos diferencias, hasta diferencias profundas, pero tenemos relaciones diplomáticas. Tener relaciones diplomáticas no es un regalo», subrayó la diplomática.

«Será un proceso muy largo y complejo», puntualizó, y en respuesta a una pregunta sobre si sería posible la normalización soslayó una definición, al asegurar que en su carrera como diplomática había aprendido que «nunca es una buena idea sacar conclusiones después de la primera discusión».

Señaló que EE.UU. estaba «en profundo desacuerdo con el Gobierno cubano» en el tema de la democracia y de los derechos humanos, y argumentó que la política hacia Cuba es para que la gente «decida su futuro». La funcionaria defendió así los procedimientos estadounidenses a favor de una minúscula oposición que hasta ahora sigue apoyando y con la cual se reunió la alta funcionaria, a la que llama «sociedad civil», aun cuando hay varios miles de organizaciones sociales en la Isla que integran la verdadera sociedad civil cubana.

Jacobson, quien también reconoció como fallido el bloqueo, tal como lo hizo el presidente Barack Obama en su discurso sobre el Estado de la Unión, apuntó que «la táctica tiene que cambiar, porque no podemos después de 50 años hacer las mismas medidas y fuerza».

A pesar de que el Presidente tiene prerrogativas y poder para vaciar de su contenido agresivo el bloqueo, justificó no avanzar todavía más en ese sentido afirmando que «el embargo es del terreno legislativo».

También aseguró que «estamos implementando ahora mismo», la orden dada por el presidente Obama al secretario de Estado, John Kerry, de revisar la lista de los países que apoyan al terrorismo en la cual Washington mantiene a Cuba. Esta es una de las preocupaciones cubanas en cuanto al avance en la normalización, y la Isla la considera profundamente injusta.

«No tenemos planes de cambiar el parole, refleja una perspectiva y una política soberana», enfatizó la secretaria asistente de Estado respecto a una política que constituye un robo de cerebros y afecta incluso a países y pueblos a los cuales Cuba asiste con sus profesionales de la salud. Sin embargo, apuntó Jacobson «podemos discutirla».

Jacobson hizo sus principales pronunciamientos en una declaración en inglés, que dejó reducida a apenas unos pocos fragmentos cuando lo hizo en español, y en la que afirmó sentirse honrada en ser en 38 años, la primera alta funcionaria del Departamento de Estado que visitaba Cuba, y haberlo hecho en ocasión de los diálogos para el restablecimiento de las relaciones.

La conferencia de la alta funcionaria del Departamento de Estado tuvo lugar en la residencia del Jefe de la Misión de la Oficina de Intereses de Estados Unidos en Cuba, y a pesar de la presencia de numerosos medios impresos, radiales, televisivos y digitales de la Isla, solo uno de ellos tuvo la oportunidad de preguntar durante la conferencia, donde al parecer previamente había sido coordinado a quienes se les daría esa oportunidad.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.