Un Caribe dispuesto contra viento y marea a lograr su desarrollo sostenible

Seis cancilleres hablaron por sus países en el plenario del Centro de Eventos Pedregal en la mañana del jueves 29 de enero para completar la lista de los 33 oradores, iniciada la víspera, la mayoría de ellos representantes de pequeños estados insulares del Caribe

Autores:

Juana Carrasco Martín
Nyliam Vázquez García
Enrique Milanés León

Particularmente vulnerables, como reconoce la CELAC, se hace más difícil a estas firmes naciones del Caribe —a las que no hace tanto todavía dominaban poderes coloniales—, el lograr el desarrollo sostenible, teniendo en cuenta que son azotadas casi anualmente por eventos naturales y los efectos negativos del cambio climático, en especial el aumento del nivel del mar que amenaza gravemente hasta su propia existencia.

Por lo tanto, fue tema común esa problemática en los discursos pronunciados por los representantes de San Vicente y las Granadinas, Santa Lucía, Suriname, Barbados, San Cristóbal y Nieves, y Granada, como también el agradecimiento a Costa Rica por la conducción de la Cumbre y muy en especial a Cuba, cuya solidaridad ha sido constante para la región de la que también es parte.

Abrió la jornada el canciller de San Vicente y las Granadinas, Camilo Gonsalves, quien instó a multiplicar las acciones contra el cambio climático y en pro del desarrollo sostenible de los pueblos de la región.

El diplomático convocó a pedir a los ciudadanos ahondar más en los asuntos vinculados con el medio ambiente, dada la alta incidencia que este tiene para los países de la región, especialmente los caribeños.

El cambio climático es un riesgo para nuestra existencia y debe de ir más allá de declaraciones, señaló el Canciller.

En su discurso, Camilo Gonsalves agradeció el trabajo realizado por Costa Rica al frente de la CELAC durante el último año y felicitó a Ecuador, país que desempeñará la presidencia pro témpore del organismo durante todo el 2015.

Santa Lucía, la Celac como revolución

Alva Baptiste, canciller de Santa Lucía, afirmó que en la región se lucha contra la pobreza y el desempleo. «El desempleo es nuestro Boko Haram, y hay que combatirlo», expresó el diplomático caribeño.

Baptiste consideró que «necesitamos un mejor mañana, sin pobreza», para lo cual, sostuvo, no solo debemos desarrollar la economía, sino que también hay que trabajar a favor de un desarrollo sostenible, que priorice la educación.

El diplomático ponderó los logros sociales de Cuba, señaló que ella es un ejemplo para los pueblos caribeños y repasó capítulos esenciales de su historia, desde la etapa colonial hasta la actualidad.

Además, Baptiste, quien reiteró el compromiso de su pueblo con la construcción de un mejor futuro regional, consideró que la CELAC debe ser transformada en un movimiento revolucionario.

Con tres felicitaciones inició sus palabras el canciller Winston Lackin, de Suriname: a Costa Rica por un excelente trabajo al frente de la CELAC en el año transcurrido, a Ecuador que inicia sus labores y en gratitud al presidente uruguayo José «Pepe» Mujica por la experiencia que ha dado al grupo.

Tras saludar la primera reunión China- CELAC, Lackin dijo que Surinam no necesitaba repetirse en dar la bienvenida a las relaciones Cuba-Estados Unidos, pero puntualizó que solo serán efectivas cuando la Ley Helms Burton termine.

Destacó que en este cuarto año de la CELAC «hemos mostrado nuestras condiciones para dialogar y actuar como una sola voz» y abordó temas como la redistribución de los recursos, la búsqueda de la paz y la democracia, como también en cuanto a la actuación en el próximo marco de tiempo.

CELAC es una nueva pieza en el escenario internacional, es un jugador importante para actuar en las situaciones que estamos viviendo, dijo, al tiempo que señalaba que una cooperación entre los países de la CELAC es una condición sine qua non para llevar a cabo nuestras agendas, en las que destacó la inversión en educación y salud, sobre todo para favorecer a la juventud, lo que consideró un elemento clave para enfrentar la pobreza.

Informó que Suriname ha reducido el hambre exitosamente, casi en un 90 por ciento, y señaló que en esta reunión sobre la lucha contra la pobreza quería repetir que nuestro continente tiene todas las condiciones para vencer y su Gobierno está comprometido en esa lucha.

La embajadora Darcy Boyce, de Barbados, dio también la bienvenida a los diálogos entre Cuba y Estados Unidos y mostró su deseo de que avancen. Agregó que Barbados, desde que pasó a formar parte de la Organización de las Naciones Unidas, ha apoyado a Cuba y ha votado en todos esos años contra el bloqueo.

Puntualizó que este año, enfrentados en la lucha contra la pobreza y las desigualdades, «nuestro  Gobierno ha marcado que esa lucha es esencial y también pasa por la CELAC». Explicó que la Estrategia de desarrollo 2013-2020 de Barbados enfrenta estos problemas y tienen programas nacionales para ayudar a las familias pobres que incluyen a las pequeñas comunidades de su país.

No podemos dejar de hablar de la corrupción cuando hablamos de la lucha contra de la pobreza. La corrupción, aseguró, no solo es un problema en sí misma, sino que disminuye los recursos que pueden ser dedicados a los pobres.

También señaló la embajadora Boyce que quisieran ver mas compromiso y  ayuda de la CELAC respecto al comercio internacional y en el turismo, que es tan importante para las islas caribeñas y la única manera para Barbados de enfrentar la pobreza.

Por otra parte, destacó a Cuba como indiscutible ejemplo en la educación.

Perseverancia y voluntad política

«Somos 33 países y más de 600 millones de personas con intereses y sueños comunes», dijo Angus Friday, embajador de Granada, quien subrayó: «nuestra unidad debe ser consolidada» en un movimiento pragmático para alcanzar esas metas.

Estamos muy orgullosos de ser parte de este movimiento de integración, una integración que solo puede ser lograda con perseverancia y mucha voluntad política, al exponer a la CELAC como una unión donde las personas y los pueblos se pongan uno frente al otro para compartir información.

El capital debe esta determinado por la inteligencia humana, el capital humano, aseguró, y se preguntó si estábamos haciendo todo lo que podemos por desarrollar ese capital humano que permitiría estar más integrados, como lo necesitamos, para el año 2030. Invertir en el capital debe ser tema esencial para la CELAC y para nuestros pueblos.

Informó que su país, Granada, dedica el 20 por ciento del PIB directamente a la educación y habló del programa con Venezuela que les permitió entregar pequeñas computadoras a los jóvenes. Así es como se puede invertir en el capital humano, recalcó.

Destacó el embajador granadino que Cuba es una de las fuerzas en capital humano y es uno de los líderes en la lucha contra el ébola en África y ha demostrado como puede insertarse en la escena internacional «no invadiendo sino apoyando».

Cuba es un hito en tecnología y turismo y si nosotros integramos nuestra industria médica a Cuba podemos aumentar nuestra competitividad, así nos convertiríamos en productores de cerebros, productores de ideas. Ponderó que nuestros pueblos y ciudadanos tendrán acceso a la educación como en Cuba, a la que también reconoció como líder en el enfrentamiento a las crisis climáticas y a las emergencias nacionales.

Me he tomado la libertad de resaltar a la Republica de Cuba como un ejemplo de las oportunidades y del compartir con la región, dijo Angus Friday.

Saludó al dialogo entre Cuba y Estados Unidos, «pero condenamos el embargo, que es inaceptable. Granada reitera que el embargo debe ser levantado. Hay mucho que hacer para que ese embargo sea levantado. Pero el éxito de Cuba es también un impulso para los 600 millones de ciudadanos de la CELAC», subrayó el jefe de la delegación de Granada, quien además concluyó que se necesitaba una nueva arquitectura internacional más inclusiva.

Por San Cristóbal y Nieves habló la embajadora Jacinth Henry-Martin, quien en español agradeció la solidaridad costarricense por la celebración de esta III Cumbre y por su excelente preparación, así como a Ecuador que asumirá la tarea de la presidencia pro témpore en la que, dijo, su país la apoyará para su éxito. Recordó además al Comandante Hugo Chávez, uno de los fundadores de la CELAC.

Continuando su discurso en inglés, la diplomática apuntó que la CELAC ha hecho mucho por la integración regional propiciando el trabajar en asuntos comunes de nuestra agenda por mejorar la vida de nuestros pueblos.

«El camino puede ser difícil pero debemos mantenernos juntos para enfrentar lo que tenemos por delante», dijo la representante de San Cristóbal y Nieves, última oradora de la plenaria.

Para realizar nuestros objetivos, agregó, la lucha contra la pobreza debe mantenerse como tema central para construir sociedades mejores y más justas.

Calificó la pobreza como uno de los problemas más serios del mundo y aseguró que debía ser enfrentada también la desigualdad de género, la desigualdad social y el desigual acceso a la educación, asuntos que promueven también la pobreza.

Mientras los pobres siguen siendo marginados, la desigualdad social sigue aumentando, y eso exacerba la falta de oportunidades de nuestros ciudadanos, que piden a nuestros líderes que resuelvan estos problemas. Debemos empoderar a nuestros ciudadanos para construir oportunidades, para que sean beneficiados y activos en nuestras sociedades.

Nuestro Gobierno sigue comprometido en la lucha contra la pobreza y con el desarrollo de la educación, único camino para el desarrollo humano, apuntó al tiempo que sustentó que necesitaban acceso a la tecnología y era objetivo de la política de su país eliminar la brecha tecnológica y salir de la lista de los países pobres.

La CELAC, añadió, tiene que empezar a identificar sus debilidades, incluso en estos momentos iniciales, y hacer estrategias claras para enfrentarlas, porque tiene condiciones y potencialidades para conducir el desarrollo de la región.

Cuenten con nuestra participación para la erradicación de la pobreza, dijo enfática y en español.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.