Unidos nadie podrá dejar de escuchar nuestra voz

Concluyó la III Cumbre de la CELAC en Costa Rica. Ecuador asumió la presidencia pro témpore para 2015. A partir de 2016 será la República Dominicana

Autores:

Juana Carrasco Martín
Nyliam Vázquez García
Enrique Milanés León

Cinco ejes se desarrollarán durante la presidencia pro témpore ecuatoriana en 2015. Así lo anunció el presidente Rafael Correa en su discurso conclusivo de la III Cumbre de la CELAC, que tuvo por sede a Costa Rica.

Reducción de la pobreza extrema y las desigualdades; educación, ciencia, tecnología e innovación; medio ambiente y cambio climático; financiamiento al desarrollo, infraestructuras y conectividad; y potenciación del rol de la CELAC como bloque, son direcciones que fomenta y, argumentó el mandatario ecuatoriano, las que gozan del consenso de las naciones de la región, pues prácticamente fueron temas y aspiraciones incluidos en los discursos de los dos días del segmento Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, desarrollado el 28 y 29 de enero.

El último día del encuentro del grupo regional hubo una jornada todavía dedicada a fijar posiciones por seis países miembros que no pudieron hacerlo durante la extensa sesión del miércoles, lo que en parte retrasó la clausura del importante cónclave que fue calificado de exitoso.

En horas del mediodía, se adoptaron los documentos de la III Cumbre de la CELAC, entre ellos una declaración contra el bloqueo y otra de apoyo a la lucha contra el terrorismo.

En la Declaración  Política se reafirma la «firme determinación de erradicar la pobreza, el hambre y la desigualdad en la región como requisito indispensable para alcanzar el desarrollo sostenible, a través de la articulación de las políticas económicas, sociales y ambientales con la participación ciudadana integral y equitativa».

Al mismo tiempo, se concretó la estrategia con un Plan de Acción hasta 2015 para lograr esa tan necesaria seguridad alimentaria y erradicación del hambre y la pobreza, que da seguimiento al Plan de Acción de la CELAC 2014, acordado en la II Cumbre de La Habana.

Para el segundo semestre de 2015, en Venezuela, se evaluarán los avances alcanzados. En la nación bolivariana tendrá lugar la II Reunión de Ministros, Ministras y Altas Autoridades de Desarrollo Social para la Erradicación del Hambre y la Pobreza de la CELAC, que también debe aprobar la Agenda Estratégica de Coordinación Regional.

El jueves se efectuó, además, la ceremonia de traspaso de la Presidencia pro témpore de la República de Costa Rica a la República de Ecuador, concluyendo el encuentro con el extenso y medular discurso pronunciado por Rafael Correa.

El nuevo presidente pro-témpore reiteró el llamado a la unidad de la región y fijó posición para el foro cuando señaló que «CELAC es una gran oportunidad y esperanza para tener nuestros propios espacios de procesamiento de conflictos regionales, para que latinoamericanos y caribeños podamos tener un diálogo entre iguales con América del Norte».

En ese sentido aseguró también que «la Celac debe ser el actor de referencia en la resolución de conflictos o herencias de vieja data que atañen a los países de la región» y puntualizó además que «siempre que sea posible debemos actuar con posiciones comunes para que se escuche nuestra voz. Separados no nos escuchan, unidos somos un grito que escucha todo el planeta».

Un sitio de encuentros

Más allá de la agenda oficial de la III Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, los intercambios bilaterales caracterizaron los dos días, encuentros que siempre facilitan la comprensión de problemas, el fomento de acciones de interés común y la profundización de lazos. Otros brindaron conferencias de prensa personales o tuvieron encuentros con foros o movimientos sociales en Costa Rica.

En los intermedios de las sesiones de trabajo, previo a la fotografía oficial, o en informaciones hechas públicas individualmente por las delegaciones, se vieron estrechones de mano y clima distendido entre mandatarios de países que en algún momento han tenido o tienen conflictos de muy diversa índole, incluso históricos, avalando que sí se puede construir y fortalecer esa unidad y es en la casa donde se dirimen los problemas.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.