Debate Comité congresional relaciones Cuba-EE.UU.

Mayoría de estadounidenses a favor de levantar el bloqueo; aerolíneas están interesadas en vuelos regulares a la Isla

Autor:

Juventud Rebelde

WASHINGTON, febrero 4.— Mientras la mayoría de los norteamericanos considera que Estados Unidos debe levantar el bloqueo económico, comercial y financiero que su país mantiene contra Cuba, legisladores de ambos partidos criticaron con dureza al Gobierno del presidente Barack Obama por su nueva política hacia la Isla y por haberla negociado en secreto durante 18 meses, sin informar a funcionarios del Departamento de Estado ni al Congreso.

Las contradictorias posiciones reflejan el debate creciente sobre el tema en Estados Unidos y en sus medios políticos, desde que el pasado 17 de diciembre los presidentes Raúl Castro y Barack Obama anunciaran la decisión de avanzar hacia el restablecimiento de las relaciones diplomáticas y la disposición a normalizar la situación entre ambos países vecinos, que se mantiene en condición de enfrentamiento desde hace más de medio siglo.

Los resultados del la pesquisa realizada por la agencia de noticias Associated Press (AP) y la empresa investigadora de opinión pública GfK, dados a conocer este miércoles, señalan que el 60 por ciento de los ciudadanos estadounidenses está de acuerdo con que el Congreso anule esa política unilateral de sanciones, mientras apenas 35 por ciento estima que debe mantenerla.

Alrededor del 45 por ciento del total de encuestados aprueba el restablecimiento de relaciones diplomáticas entre ambas naciones, y solo 15 por ciento lo rechaza, reporta PL. El sondeo también reveló que el 60 por ciento se pronunció por retirar el bloqueo y solo el 35 por ciento cree que debe mantenerse, dijo AP; y en términos partidistas, 75 por ciento de los demócratas se manifestaron contra el bloqueo, mientras la mitad de los republicanos están a favor y la otra mitad en contra.

A esa posición favorable hacia las relaciones, se une la intención de aerolíneas estadounidenses de establecer vuelos regulares directos a Cuba, pero su objetivo puede verse obstaculizado por el bloqueo.

Las compañías American Airlines, United, JetBlue, Southwest y Delta expresaron su intención de iniciar itinerarios a la isla caribeña, tras el comienzo del proceso de negociaciones hacia el restablecimiento de relaciones diplomáticas anunciado por los presidentes de ambas naciones.

Sin embargo, los representantes de las empresas interesadas advierten que hasta la fecha son solo intenciones que deben someterse a la aprobación del Gobierno, dijo PL.

Entre las limitaciones que enfrenta este tipo de negocio está el hecho de que los norteamericanos aún no pueden viajar a Cuba en condición de turistas, prohibición que está codificada por leyes que solo el Congreso puede eliminar. Las medidas que entraron en vigor el 16 de enero pasado flexibilizaron esa posibilidad para una docena de categorías de ciudadanos, pero aun esas personas tendrán que utilizar los vuelos charter que viajan a la Isla a través de agencias autorizadas.

A pesar de estas trabas, estimaciones mencionadas por medios de prensa estadounidenses aseguran que el número de viajeros hacia Cuba aumentará en los próximos meses. Así también lo considera Bob Guild, directivo de la agencia de viajes Marazul Charters, que organiza viajes a la nación caribeña.

Por ello, esta y otras entidades incrementan las capacidades en estos vuelos fletados a La Habana y otras ciudades cubanas.

A finales de enero pasado, el senador republicano Jeff Flake y otros seis legisladores presentaron un proyecto de ley para poner fin a todas las restricciones legales que prohíben a los norteamericanos viajar a Cuba. El esfuerzo tiene apoyo bipartidista y de sectores de la comunidad empresarial interesados en el levantamiento del bloqueo.

Sin embargo, la víspera, la secretaria asistente de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental, Roberta Jacobson, quien presidió la delegación estadounidense a las rondas de negociaciones celebradas en La Habana el 21 y 22 de enero pasado, en una audiencia ante el Comité de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes de EE.UU. titulada «Cuba: Abordando el súbito giro de la Administración», enfrentó fuertes críticas que legisladores de ambos partidos lanzaron a la nueva política hacia Cuba, dijo AP.

Ante preguntas específicas de varios legisladores Roberta Jacobson descartó que las próximas negociaciones bilaterales incluyan en la agenda dos asuntos que reflejan algunas de las ilegalidades de Estados Unidos respecto a la Isla: la devolución de la base militar que Estados Unidos opera en el territorio usurpado de Guantánamo, y la suspensión de transmisiones de la televisora irrespetuosamente llamada TV Martí y su homónima radial, ambas financiadas por Washington para pretender fomentar la oposición al Gobierno cubano.

«Avanzar en el establecimiento de embajadas no es una concesión, es un canal de comunicación. Un mecanismo», tuvo que explicar la señora Jacobson, ante las quejas del republicano por California Ed Royce, y más agresiva fue la republicana por Florida, Ileana Ros-Lehtinen, y el legislador demócrata por Nueva Jersey, Albio Sires, también de origen cubano, quienes quieren que el Gobierno de Obama siga presionando a Cuba.

Según EFE, Jacobson dijo que «esta Administración no se hace ilusiones (…). Cuando nos sentamos con nuestros homólogos en La Habana, dejamos claro que nuestros Gobiernos tienen ambos intereses comunes y diferencias nítidas».

Cuba reclama, por derecho soberano, la devolución del territorio de Guantánamo que Estados Unidos utiliza además como prisión para detenidos bajo sospechas de terrorismo. Esa reivindicación fue reiterada la pasada semana por el Presidente Raúl Castro durante la III Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) en Costa Rica, y recibió el apoyo unánime de las 33 naciones integrantes de ese bloque regional.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.