Ucrania: más de cuatro sillas en un dominó

En medio de la cumbre entre Ucrania, Rusia, Alemania y Francia, los hechos demuestran que hay quienes deciden «jugadas» al lado de la mesa

Autor:

Juventud Rebelde

MINSK, febrero 11.— La llamada cumbre de la «última oportunidad» entre los líderes de Ucrania, Rusia, Francia y Alemania para buscar un acuerdo de paz en el este de Ucrania, comenzó este miércoles por la noche en Minsk.

AFP refiere que Petro Poroshenko advirtió que podría «introducir la ley marcial» si las negociaciones en la capital bielorrusa no logran detener la guerra con los separatistas prorrusos. Antes, afirmó que su país, Francia y Alemania hablarían con «una sola voz» y pedirán un alto al fuego incondicional.

Según el emisario de la autoproclamada República Popular de Donetsk, Denis Pushilin, «aún es demasiado pronto para hablar de un alto al fuego».

Mientras, la jefa de la diplomacia de la Unión Europea, Federica Mogherini, aseguró a AFP en Estrasburgo que la cumbre será «un momento decisivo, para lo mejor o para lo peor», reportó AFP.

Las tensiones rebasan el territorio ucraniano. El presidente estadounidense, Barack Obama, comunicó al Kremlin que «si Rusia continúa con sus agresiones a Ucrania, sobre todo enviando soldados, armas y financiando a los rebeldes, el precio a pagar aumentará».

Según informaciones del Departamento de Estado norteamericano, la nueva propuesta prevé una zona desmilitarizada de 50 a 70 kilómetros de ancho a lo largo de la línea del frente actual, pero Ucrania considera inaceptable la línea de frente actual, ya que los separatistas ocupan ahora 500 kilómetros cuadrados más que en septiembre.

La agencia EFE refiere que Poroshenko «cruzó los dedos» porque Minsk «pase a la historia de la diplomacia mundial por la consecución de un acuerdo de paz», pero los hechos lo contradicen.

El Ministerio de Defensa de la República Popular de Donetsk (RPD) calificó este miércoles de sabotaje planificado el ataque contra una estación de ómnibus que mató a seis civiles en la capital de ese territorio, reportó PL.

EFE informa que el hospital de Kalininskaya, en Donetsk, fue alcanzado por un bombardeo en la noche de este miércoles.

En tanto, Rusia advirtió sobre los peligros de que Estados Unidos arme a Kiev para acabar con la sublevación, según palabras del viceministro de Exteriores Serguei Riabkov. «Esas armas van a matar a nuestros compatriotas, y nosotros no podremos permanecer al margen», aseguró el diplomático.

Barack Obama ha manifestado que, si falla la diplomacia, evaluará todas las opciones disponibles, incluido el suministro de armamento a Kiev. Desde marzo, Estados Unidos entrenará a los militares ucranianos que combaten contra los rebeldes, informó el Departamento de Defensa norteamericano, según recoge PL.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.