Charlie Hebdo volvió a las calles

En las 16 páginas de esta edición, la redacción aborda en numerosas ocasiones el ataque terrorista a través de textos y caricaturas. Pero también habla de la profanación de un cementerio judío, la situación financiera de Grecia o el brote de gripe en Francia

Autor:

Juventud Rebelde

Tras una pausa de un mes y medio, y en su tradicional miércoles, hoy salió a la venta el número 1 179 del semanario satírico francés Charlie Hebdo, cuya redacción fue atacada el 7 de enero por islamistas radicales que mataron a 12 personas.

En las 16 páginas de esta edición, la redacción aborda en numerosas ocasiones el ataque terrorista a través de textos y caricaturas. Pero también habla de la profanación de un cementerio judío, la situación financiera de Grecia o el brote de gripe en Francia.

Para esta nueva edición está prevista una tirada de 2,5 millones de ejemplares, muy por encima de los habituales 60.000 de antes del atentado. El número que salió a la venta siete días después del ataque tuvo una tirada de ocho millones de ejemplares.

«De vuelta!», dice la portada del nuevo número. La caricatura muestra a un perro que lleva el Charlie Hebdo entre sus dientes mientras huye de una horda de perros salvajes encarnados por el ex presidente Nicolas Sarkozy, la jefa del Frente Nacional de extrema derecha Marine Le Pen, el papa Francisco, un yidahista con el fusil entre los dientes, un capitalisa y un periodista. El dibujo está firmado por el caricaturista Luz.

Mejoras en la distribución han evitado que haya colas en los kioscos, donde los vendedores se habían preparado para una mayor afluencia de público. Varios de ellos se negaban a dar más de un ejemplar por cliente, pese a que lucían pilas de las revistas en sus estanterías.

Los vendedores estaban mejor equipados para no vivir las escenas del pasado 14 de enero, cuando se registraron largas colas en los kioscos y los ejemplares se agotaron de forma muy rápida.

Los responsables de la revista afirman que quieren recuperar el ritmo normal de la publicación, lo que presupone diversificar el blanco de sus críticas, frente al casi monográfico número del pasado 14 de enero. En su editorial, el nuevo director de la revista, Riss, ataca a quienes «nunca dudan» y a aquellos que han podido considerar que la forma «provocadora» de actuar de Charlie Hebdo ha servido de caldo de cultivo a los atentados.

«Todo el mundo ha apoyado a Charlie (...), pero pocos estarían dispuestos a dibujar y publicar una caricatura blasfema», asegura el director, que considera que «la masa apoya a Charlie como apoya al toro en la plaza».

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.