Del Caracazo a la Revolución

26 años han transcurrido del estallido social que devino en «la chispa que encendió el motor de la Revolución Bolivariana», como diría Chávez

Autor:

Laura Bécquer Paseiro

CARACAS.— El líder bolivariano, Hugo Chávez, lo calificó como «el hecho político de mayor trascendencia del siglo XX venezolano y la fecha del renacimiento de la Revolución Bolivariana».

El estallido social del 27 y 28 de febrero de 1989, conocido como el Caracazo, fue el despertar del pueblo contra las medidas neoliberales impuestas en el segundo mandato de Carlos Andrés Pérez (1989-1993) y dictadas por el FMI.

Esos días se iniciaba un nuevo capítulo en la historia reciente de la nación sudamericana. La solución gubernamental a la crisis fue un paquetazo económico que promovió la liberación de precios y tasas de interés, el aumento del precio de la gasolina y del costo de los servicios públicos; así como eliminación de subsidios y control de cambio. Ello provocó la privatización de las empresas públicas, escasez de alimentos, el alto costo de los mismos, la inseguridad, y otros males sociales que colmaron la paciencia. Ese panorama dio paso, a su vez, al acaparamiento y la especulación con los productos de primera necesidad, lo que causó desabastecimiento e inflación. La respuesta popular fue saquear los comercios y protestar ante la situación.

La represión del Estado se impuso frente a cualquier forma de manifestación social. Acorde con datos oficiales, al menos 400 personas perdieron la vida en esos días. El Caracazo entró a la historia venezolana como el más grande genocidio y prueba del terrorismo de Estado.

Años más tarde, Chávez recordaría que «una nueva historia comenzaba en Venezuela con la rebelión de los pobres, con la conciencia de lucha, de batalla, que encarnó en las seculares víctimas de la desigualdad y la exclusión».

La espontaneidad de un pueblo rompería además con el bipartidismo impuesto en el Pacto de Punto Fijo. Daría paso, sin pretenderlo, a un proceso verdaderamente inclusivo: la Revolución Bolivariana.

Casa del partido Acción Democrática en San Agustín. Foto: AVN

Venezuela se respeta

El presidente Nicolás Maduro denunció este jueves que desde Estados Unidos se pretende hacer lobby para que varios países de América Latina y el Caribe «apoyen una intervención norteamericana en Venezuela».

Durante un encuentro con las mujeres en el estado Monagas(noreste), dijo que Washington apuesta derrotar la Revolución Bolivariana para así retomar su dominio sobre la región.

«Están apostando aislar a Venezuela, llenarla de violencia para derrocar la Revolución para luego ir a destruir todos los procesos revolucionarios, progresistas, nacionalistas que hay en América Latina, esa es la estrategia gringa», afirmó.

En ese sentido aseguró que esa estrategia norteamericana se ha encontrado «con la decisión irreversible del continente de apoyar el proceso democrático, a la Patria y su derecho a construir el modelo económico, político y social que determina el pueblo y la Constitución».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.