Agricultores de EE.UU. quieren «talar» el bloqueo

Una importante delegación sostiene intercambios en La Habana para después argumentar en su país la necesidad de un comercio bilateral sin restricciones. Obama espera abrir embajada en Cuba antes de Cumbre de las Américas

Autor:

Juventud Rebelde

Varios representantes de la Coalición Agrícola de Estados Unidos por Cuba (Usacc, por sus siglas en inglés) afirmaron en La Habana que esa organización trabaja intensamente para conseguir el levantamiento del bloqueo contra Cuba, medida aún vigente que limita sobremanera sus posibilidades de intercambio comercial.

Devry Baughner, presidenta de la junta de la Usacc, declaró a la prensa que trabajan duro para lograr que el Congreso de su país —con mayoría republicana en las dos cámaras— suprima las restricciones que obstaculizan el comercio entre los dos vecinos, vínculo que, reconoció, no debe funcionar en un solo sentido sino en dos, de manera recíproca, por lo que se debe permitir también que los agricultores y empresarios cubanos vendan en Estados Unidos.

La Presidenta de Usacc señaló que mientras sus competidores están presentes en Cuba, los agricultores norteamericanos tienen las manos atadas por culpa de su propio Gobierno.

Baughner encabeza en La Habana una delegación del sector agrícola estadounidense de importancia inédita en décadas, integrada por más de 90 representantes de ese renglón, que sostiene contactos oficiales y recorre sitios de interés para explorar el mercado cubano y establecer vínculos.

Sobre el regreso de la delegación a Estados Unidos, afirmó que esperan llevar como mensaje que les gustaría que el Congreso trabaje en 2015 y termine el «embargo».

Junto a Baughner, intercambiaron con la prensa Paul Johnson, secretario de Usacc, y los también integrantes de dicha organización Michael Espy, quien fue secretario de  Agricultura en el Gobierno de William Clinton, y John Block, que ocupó esa cartera en el equipo de Ronald Reagan.

Espy consideró que el principal argumento para eliminar las sanciones a Cuba —en particular la imposibilidad de la Isla de obtener créditos y la obligación a pagar en efectivo— en el marco del bloqueo es la afirmación del presidente Obama de que en más de 50 años esa política no funcionó.

La delegación ha sostenido, entre otros, encuentros con representantes de la Cancillería, del Ministerio de la Agricultura, del Grupo empresarial AzCuba y de la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (ANAP).

Este miércoles tiene previsto recorrer zonas agrícolas de Mayabeque, Artemisa y Pinar del Río.

La Usacc fue lanzada el pasado 8 de enero en Washington con la idea de ampliar el conocimiento sobre la agricultura cubana. Está integrada por cerca de 30 de las principales empresas agrícolas como Cargill y CoBank, y grandes asociaciones nacionales de avicultores y productores de granos y lácteos, como la Federación de Productores de Arroz.

Desde entonces, elaboran estrategias de cabildeo en Washington ante el legislativo para que levante el bloqueo.

Sus directivos han afirmado que el fin del bloqueo favorecería las exportaciones norteamericanas y generaría beneficios tanto en Estados Unidos como en Cuba, país que representa, según dijo en enero Tom Vilsack, actual secretario de Agricultura norteamericano, un mercado de 1 700 millones de dólares anuales y 11 millones de personas, a solo 90 millas.

Embajada en Cuba antes de Cumbre de Panamá

WASHINGTON, marzo 2.— El presidente Barack Obama dijo este lunes que espera que Estados Unidos abra su embajada en Cuba para la Cumbre de las Américas, que se llevará a cabo en Panamá los días 10 y 11 de abril próximo.

En una entrevista con Reuters, Obama también advirtió que el restablecimiento total de las relaciones normales con Cuba tras un enfrentamiento de más de medio siglo tomará más tiempo.

«Mi esperanza es que podamos abrir una embajada y que parte del trabajo se haya desarrollado» antes de la Cumbre de las Américas, dijo Obama.

«Hay que tener en mente que nuestra expectativa nunca fue lograr relaciones normales totales de inmediato. Todavía queda mucho trabajo por hacer», citó Reuters al mandatario.

En sus declaraciones, el Presidente pretende presentar la actualización del modelo económico cubano como parte de los pasos dados para el restablecimiento de las relaciones, sin reconocer que esta es una decisión del Gobierno cubano, discutida democráticamente con amplia participación del pueblo, que aportó libremente sus criterios y experiencias a este proceso iniciado desde 2011.

Obama sostuvo a Reuters: «El hecho claro es que, desde nuestro anuncio, el Gobierno cubano ha comenzado a discutir las formas en que van a reorganizar su economía para acomodarla a la posible inversión extranjera, eso está forzando a una serie de cambios que prometen abrir más oportunidades para los emprendedores y más transparencia en términos de lo que pasa en su economía».

El pasado 17 de diciembre, cuando el Presidente Raúl Castro y Obama hicieron el anuncio —considerado histórico— de que comenzarían a trabajar en la normalización de sus relaciones, incluyendo la apertura de embajadas en sus respectivos países, el mandatario estadounidense reconoció el fracaso de la política de hostigamiento a Cuba, y de un enfoque obsoleto durante más de 54 años, en los que intentaron promover sus intereses —derrotar a la Revolución Cubana y doblegar al pueblo por hambre, como se decía en un memorando de inicios de los años de 1960.

Cuba y Estados Unidos ya han avanzado en el restablecimiento de las relaciones diplomáticas durante dos rondas de negociaciones, una en La Habana el 21 y 22 de enero, y la reciente en Washington el 27 de febrero.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.