Continúan tensiones raciales en Estados Unidos

El propio presidente Barack Obama admite que falta mucho en materia de derechos civiles y llama a una reforma policial

Autor:

Juventud Rebelde

WASHINGTON, marzo 6.— La labor del movimiento por los derechos civiles en Estados Unidos está inconclusa, queda mucho por hacer y es necesaria una movilización colectiva para avanzar más en ese tema, dijo este viernes el presidente Barack Obama.

En una entrevista con el periodista Joe Madison, transmitida en el programa radial Urban View, el presidente señaló que gran parte de los asuntos pendientes tienen que ver con las libertades de los ciudadanos y la actuación de la policía, reporta PL.

Obama lamentó que apenas un tercio de los afroamericanos con derecho al voto acudan a las urnas en las elecciones estadounidenses y achacó parte de la culpa al Congreso, por no renovar las provisiones legales que las rigen.

El mandatario afirmó que el asesinato del adolescente negro Michael Brown en Ferguson, Missouri, en agosto pasado, no fue un incidente aislado, porque en muchos otros lugares hay desconfianza entre las comunidades y fuerzas del orden sin las capacidades para proteger a todos los ciudadanos, como establece la Ley.

AFP apunta que, pese a que el fiscal federal, Eric Holder, tildó hace dos días de «arrasador» el informe sobre el Departamento de Policía de Ferguson, el Gobierno determinó que no presentará cargos contra Darren Wilson, el policía blanco que mató a Brown. Ante ello, la familia del joven anunció que presentará una demanda civil contra el uniformado y el Gobierno local de Ferguson.

La muerte de Brown reavivó el debate nacional sobre las relaciones raciales y la aplicación de la Ley.

El Presidente dijo que el problema requiere «una acción y movilización colectiva» y que una reforma policial en este sentido debe ser una de las principales tareas del movimiento de derechos civiles, 50 años después de las marchas que lograron un cambio en este país.

Obama, su esposa Michelle, y sus dos hijas viajarán el sábado a Selma, Alabama, para conmemorar los sucesos del 7 de marzo de 1965, cuando alrededor de 600 personas iniciaron una marcha hacia Montgomery, capital de ese estado, para reivindicar sus derechos electorales.

Entonces, los participantes fueron bloqueados a la salida de la ciudad y la policía los reprimió, en una acción que fue transmitida en vivo por las principales cadenas televisivas y provocó una conmoción social en Estados Unidos, recuerda PL.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.