La firma bolivariana de la dignidad - Internacionales

La firma bolivariana de la dignidad

Desde este jueves, un total de 13 682 puntos se instalaron en Venezuela para la recolección de firmas que acompañarán el documento dirigido al Gobierno de Estados Unidos, en el que se exige la derogación de la orden ejecutiva de la Casa Blanca

Autor:

Juventud Rebelde

CARACAS, marzo 19.— En Venezuela no existe déficit de democracia, advirtió este jueves el presidente Nicolás Maduro, al tiempo que le exigió a Estados Unidos respeto a la soberanía y el derecho a la paz en su nación.

Las bases de la Revolución Bolivariana están cimentadas en los principios de la solidaridad y de la igualdad social, sin exclusión, es garantía de la protección de la democracia, de la paz, de la Constitución, agregó Maduro citado por AVN.

Al encabezar la entrega de 620 unidades de transporte, en el marco del inicio del programa de financiamiento masivo de unidades del 2015, el líder bolivariano recordó que su país ha celebrado 19 elecciones en 15 años, lo que advierte el carácter democrático de la Revolución Bolivariana.

Al reiterar el rechazo del pueblo y del mundo al decreto promulgado el 9 de marzo pasado por el Gobierno de Estados Unidos contra la nación sudamericana, Maduro apuntó que no es posible «aceptar que a Venezuela la gobiernen desde el exterior, estaríamos renunciando a nuestra soberanía y comenzaríamos a desaparecer como idea, como sueño, como esperanza; renunciaríamos a una historia de 200 años», dijo.

Calificó como lamentable la postura genuflexa asumida por las figuras políticas de la ultraderecha, quienes, apuntó, tienen más compromiso con Estados Unidos que con el pueblo venezolano.

Maduro reconoció la actitud asumida, como excepción, por los diputados opositores Carlos Vargas y Ricardo Sánchez, quienes se sumaron a una campaña de recolección de firmas impulsada por las fuerzas revolucionarias contra el decreto estadounidense.

Desde este jueves, un total de 13 682 puntos se instalaron en Venezuela para la recolección de firmas que acompañarán el documento dirigido al Gobierno de Estados Unidos, en el que se exige la derogación de la orden ejecutiva de la Casa Blanca.

En el proceso, que también forma parte de la campaña mundial denominada «Venezuela no es una amenaza, somos esperanza», se aspira a alcanzar unas diez millones de firmas antes de la VII Cumbre de las Américas, prevista para los días 10 y 11 de abril.

En tanto, la canciller de Venezuela, Delcy Rodríguez, alertó ante la Organización de Estados Americanos (OEA) sobre el peligro que supone para su país que Estados Unidos lo considere una amenaza, reportó PL.

Al intervenir en reunión extraordinaria de esa organización, afirmó que su Gobierno está altamente preocupado ante la interferencia del ejecutivo estadounidense en los asuntos internos de su país.

La titular venezolana del Exterior dijo ante los representantes de las 34 naciones que integran la OEA, que este tipo de agresiones suelen preceder a intervenciones militares y bloqueos financieros, comerciales y económicos como el sufrido por Cuba durante más de medio siglo.

Explicó que las medidas contra funcionarios del Gobierno venezolano, las cuales afectan a todo el país, tienen su génesis en los hechos violentos impulsados por la oposición de esa nación sudamericana el pasado año.

Estos ciudadanos, en su mayoría, son sancionados porque defendieron la democracia y la estabilidad, y contribuyeron a preservar la paz ante el terrorismo desatado por la derecha en Venezuela, dijo.

Agregó que Estados Unidos pretende que queden impunes los hechos violentos que ocasionaron cuatro decenas de muertos y cientos de heridos.

Por otro lado, afirmó, se nos considera una amenaza a una potencia que posee el ejército más poderoso del mundo y ha reiterado que no dudará en torcer el brazo a todo el que se interponga en sus intereses.

Recordó que su país jamás significó un peligro para nadie en el continente, sino más bien su ejército salió a liberar a varios pueblos de la región.

Al concluir su intervención, reiteró la disposición al diálogo con el Gobierno de Barack Obama, bajo condiciones de respeto e igualdad, y reafirmó que su nación desconoce la legalidad de las medidas coercitivas unilaterales de Washington.

Las acciones contra Venezuela están orquestadas desde dentro del país, afirmación que han venido denunciando las autoridades venezolanas. Este jueves el presidente de la Asamblea Nacional (AN), Diosdado Cabello, advirtió que grupos de la derecha local desean desesperadamente asumir el control del Parlamento para auspiciar un golpe legislativo.

Durante su programa televisivo Con el mazo dando, Cabello mencionó posibles implicaciones de una mayoría opositora en la AN: podrían repetir el formato inconstitucional aplicado en Honduras y Paraguay, donde derrocaron a los presidentes Manuel Zelaya y Fernando Lugo, respectivamente.

De cara a las elecciones parlamentarias, continúan los enfrentamientos a lo interno de la derecha, pues no cuentan con candidatos de fuerza, ni organización clara, señaló.

Cabello solicitó al pueblo venezolano estar unido para lograr la victoria de los socialistas en las próximas parlamentarias y también en la defensa del país ante los recientes ataques del Gobierno estadounidense.

Tras la orden ejecutiva de Barack Obama, que señala a Venezuela como una amenaza inusual y extraordinaria, esta nación ha recibido numerosas muestras de solidaridad internacional, subrayó.

Mientras cuestiona al Gobierno de Caracas, Washington entorpece los esfuerzos por combatir la corrupción en este país, y hasta la fecha se niegan a enviarnos a los banqueros prófugos que huyeron hacia allá, indicó.

El también Presidente de la AN respaldó la campaña «Obama, deroga el decreto ya», dirigida a lograr la revocación de la orden ejecutiva de la Casa Blanca.

El mundo con Venezuela

La solidaridad internacional sigue abrazando a Venezuela desde cualquier punto del orbe. Nuevamente el presidente de Bolivia, Evo Morales, aseguró que las amenazas hechas por Estados Unidos a Venezuela fortalecen la unidad latinoamericana y consolidan el trabajo de bloques regionales como la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y el Movimiento de Países No Alineados (MNOAL), y las más recientes muestras de apoyo a Venezuela de varios de esos organismos en los últimos días lo prueban.

En un encuentro con periodistas en La Paz, Morales reiteró que es «una mentira que Venezuela sea una amenaza para Estados Unidos, ¿quién puede creer que ese país, Bolivia o Ecuador pongan en peligro la seguridad nacional de los Estados Unidos?, son falsos pretextos», aseveró el mandatario, al tiempo que reiteró el apoyo incondicional de Bolivia al pueblo y Gobierno venezolanos.

En ese mismo sentido el embajador de Nicaragua ante la OEA, Denis Moncada, calificó de inaceptable la orden ejecutiva emitida por Obama y la calificó como «un acto imperial inadmisible».

El país sudamericano, subrayó, lo que ha hecho es impulsar un proceso de transformación social, política y económica, con programas que apuntan a que todos los habitantes de esa nación tengan una vida digna y sin exclusión.

Asimismo, señaló que las acciones de Washington son de carácter injerencista, no solo para la soberanía de Venezuela sino también para la de los Estados y Gobiernos del hemisferio.

Por otra parte, enfatizó, las demostraciones de solidaridad expresadas en los últimos días demuestran que Venezuela no está sola. «Venezuela somos todos y estamos amenazados. Debemos ser solidarios para poder vivir con libertad, soberanía y dignidad», dijo Moncada.

Desde Puerto Rico, dijo PL, organizaciones políticas, sociales y culturales también desestimaron la amenaza de la Casa Blanca, señalando que constituyen una agresión a la soberanía venezolana «totalmente injustificada, injerencista y prepotente».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.