Más de un centenar de muertos por atentados en Yemen

El presidente yemení aseguró que los atentados suicidas ocurridos este viernes contra dos mezquitas chiíes pretenden sumir al país en el caos

Autor:

Juventud Rebelde

ADÉN, marzo 21.— El presidente de Yemen, Abd Rabo Mansur Hadi, condenó este sábado los atentados suicidas perpetrados la víspera contra dos mezquitas chiíes, que hasta el momento han dejado un saldo de 154 fallecidos.

«Tales ataques llenos de odio solo pueden haber sido cometidos por los enemigos de la vida, que quieren sumir a Yemen en el caos, la violencia y las luchas intestinas», afirmó Hadi en una carta publicada este viernes.

El mandatario aseguró que los autores de estos hechos, que han sido reivindicados por el grupo yihadista Estado Islámico (EI), quieren «desestabilizar la seguridad y la estabilidad de la patria en condiciones extremadamente complejas» y serán castigados.

Por su parte, el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, también condenó de manera enérgica los atentados y exigió el cese de todos los actos de violencia en el país de la Península Arábiga, sumido en una profunda crisis política recrudecida desde principios de año, que enfrenta al Gobierno y el movimiento chiita Ansar Allah, de la tribu huti, informa PL.

La inestabilidad y el vacío de poder derivados de esa situación constituyen caldo de cultivo para la escalada de acciones de la rama local de Al Qaeda, la cual ha sido señalada por medios de prensa y analistas como responsable de estos atentados.

De acuerdo con el Secretario General, los repudiables ataques contra civiles en dos mezquitas capitalinas ratifican la urgencia de impulsar las negociaciones de paz en Yemen, facilitadas por la ONU y en sintonía con las iniciativas del Consejo de Cooperación del Golfo.

Pedimos a todos los actores comprometerse con las gestiones de mi enviado, Jamal Benomar, dijo en alusión al mediador en el proceso dirigido a detener la crisis interna.

Según reportes de agencia, cada mezquita fue atacada por dos suicidas: uno de ellos detonó su carga explosiva en el puesto de control establecido fuera de la mezquita; mientras el segundo aprovechó la situación para irrumpir en el templo y hacer estallar explosivos en medio de la multitud, que en ese momento celebraba el rezo del mediodía del viernes, el día sagrado para los musulmanes.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.