Yemen: la otra «primavera»

Procedente de Arabia Saudita, el presidente yemení Abdo Rabu Mansur Hadi, llegó a Egipto para participar en la cumbre de jefes de Estado árabes, que comienza el sábado

Autor:

Juventud Rebelde

SHARM AL SHEIJ, marzo 27.— El presidente yemení, Abdo Rabu Mansur Hadi, llegó el viernes a esta ciudad egipcia, procedente de Arabia Saudita, para participar en la cumbre de jefes de Estado árabes, que comienza aquí el sábado.

La intervención en Yemen marca la cumbre árabe, en la que está previsto que se apruebe la formación de una fuerza militar árabe conjunta. Junto a Arabia Saudita, participan en la ofensiva los siguientes países miembros de la Liga Árabe: Kuwait, Catar, Emiratos Árabes Unidos, Bahréin, Egipto, Jordania, Marruecos y Sudán.

Desde Saná, un despacho de EFE da cuenta de que los aviones de esa coalición bombardearon este viernes en Yemen nuevas posiciones de los rebeldes hutíes. En la segunda jornada de la operación árabe «Tormenta de la Firmeza» contra el movimiento chií de los hutíes, los blancos fueron cuarteles y arsenales situados en la capital, Saná, y sus alrededores, y en las provincias de Saada y Al Hodeida.

Los ataques golpearon tres sedes de las Fuerzas de Reservistas, leales a los hutíes, así como el complejo presidencial. La aviación de la coalición destruyó asimismo arsenales, baterías antiaéreas y lanzadoras de misiles de los hutíes en Al Hodeida, refiere EFE.

Frente a estos blancos militares, los bombardeos contra Saada afectaron un mercado en Qutaf al Boqa, cerca de la frontera con Arabia Saudita, en el cual murieron siete civiles y 12 resultaron heridos.

En Adén, donde el presidente Hadi se estableció en febrero tras huir de la capital, la situación es caótica, se  desató la cacería contra los hutíes y se saqueó armamento de los principales arsenales del Ejército.

Los milicianos del grupo chií se han replegado de posiciones que habían capturado en los alrededores de Adén, como el aeropuerto, tras los bombardeos de la coalición.

La ofensiva aérea árabe no se prolongará semanas, sino solo «unos días», dijo el canciller yemení Riad Yasin a la televisora Al Arabiya. El responsable dejó abierta, sin embargo, la posibilidad de una campaña terrestre, como también señaló el portavoz de la coalición, Ahmed al Asiri.

Además de la aviación, Arabia Saudita tiene preparados unidades navales y 150 000 hombres para entrar en acción. Del resto de los países, los que aportan un mayor número de cazas son Emiratos Árabes Unidos, con 30, y Kuwait y Bahréin, con 15 cada uno.

Después del fracaso de la milicia chií en tomar Adén, tras el inicio de los bombardeos de la coalición encabezada por Arabia Saudita, los hutíes tomaron el control de una zona en la costa yemení del golfo de Adén, lo que les permite tener por primera vez una salida marítima en esa región.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.