Barack Obama afirma en Panamá que no será prisionero del pasado

El presidente de Estados Unidos manifestó que esta VII Cumbre se hace en un momento histórico, en el que el nuevo enfoque de las relaciones entre Cuba y EE.UU. marcan el inicio de un camino nuevo, pero no hizo referencias a su decreto contra Venezuela, pese a que es un tema denunciado por varios mandatarios

Autor:

Juventud Rebelde

El presidente de Estados Unidos Barack Obama afirmó en la VII Cumbre de las Américas en Panamá que esta reunión tiene lugar en un momento histórico, en el que un nuevo enfoque de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos marcan el inicio de un camino nuevo, pero no hizo referencia alguna a su decreto contra Venezuela, pese al rechazo que ha suscitado esa decisión por todos los organismo regiones y la comunidad internacional, así como en los discursos de una buena parte de los dignatarios que han intervenido en la sesión plenaria de este encuentro.

«Hace seis años asistí por primera vez a estos encuentros y prometí que daría un nuevo enfoque a las relaciones con la región, para lo cual era preciso liberarse de viejos resentimientos y mirar al futuro de manera nueva. He cumplido con ese compromiso», consideró el presidente de Estados Unidos Barack Obama, al intervenir en la sesión plenaria de la VII Cumbre de Las Américas.

Precisó que con estas nuevas medidas más norteamericanos podrán viajar Cuba, el intercambio cultural será más amplio, el comercio, las inversiones. «Esto significará más oportunidades y recursos para nuestros pueblos. También nos proponemos llevar adelante proyectos humanitarios, ampliar las posibilidades en las ramas de las telecomunicaciones, Internet y reflujo de información. Estamos comprometidos a cumplir con esto.

«Además le he pedido al Congreso trabajar para levantar el embargo, y de momento abrir las relaciones diplomáticas entre ambos países», destacó.

«No seré prisionero del pasado, miramos al futuro y son políticas que mejorarán al pueblo cubano. Que el presidente Castro y yo estemos sentados aquí, por primera vez en medio siglo, juntos, representa un cambio de política y un punto de inserción en la región.

«El presidente Castro y yo tendremos diferencias significativas. Para nosotros hay valores que son universales, él también tiene sus temas importantes, pero finalmente creo que si seguimos avanzando y aprovechamos este impulso, buscando intereses comunes, existirá la posibilidad de lograr prosperidad, y trabajar a favor de la salud y la educación de todos nuestros pueblos».

Más adelante afirmó que Estados Unidos ha profundizado su compromiso con Las Américas. «Nuestras exportaciones hacia la región aumentaron en un 50 por ciento, lo cual propicia más puestos de trabajos».

También señaló que su país ha destinado mil millones de dólares para Centroamérica, con el objetivo de fortalecer la seguridad y propiciar el crecimiento económico. «Queremos ayudar a los jóvenes que no ven perspectivas económicas para sus vidas», afirmó.

Entre otras alianzas posibles con los países de la región destacó las referidas a la creación de fuentes de energía renovable, expandir los vínculos comerciales y el acceso a Internet.

«Tenemos un proyecto que le denominamos Cien Mil, y significa que esa cifra de estudiantes latinoamericanos curse estudios en Estados Unidos, así como los nuestros en sus países. Con una base más amplia e inclusiva, todos tendremos más éxitos y beneficios económicos», argumentó.

Y también tenemos un sistema migratorio fallido, destacó, que me he dedicado a enmendar, para que esas personas puedan trabajar y vivir en paz en el país que consideran como suyo.

«Los Estados Unidos miran al futuro, no queremos estar atrapados en la ideología, yo no lo estoy, no me interesan las argumentaciones teóricas, sino los efectos tangibles para las personas.

«Estamos comprometidos más que nunca con la región, si ustedes me presentan un problema yo haré lo mejor para poder resolverlo. Estamos en los mejores momentos de relaciones con respecto a muchas décadas. Colaborar con ustedes y edificar progreso es la prioridad.

«Vamos a seguir defendiendo la carta interamericana democrática, pensamos que los países de la región tienen derecho a la democracia. Nuestros gobiernos, juntos, tienen la obligación de respetar las libertades universales de sus ciudadanos».

En este sentido felicitó la idea de la presencia de la Cumbre de los pueblos, y destacó que: «Las voces de nuestros ciudadanos deben ser escuchadas y en un futuro deben ser una parte integral de nuestras cumbres.

«No tenemos dinero que desperdiciar cuando hay tantos jóvenes, con tantas necesidades. Educación y formación es un tema que debemos abordar. También crear nuevos puestos de trabajo, combatir el cambio climático; nuestra contaminación está más baja en casi dos décadas, pero tenemos oportunidades de avanzar».

Igualmente refirió la necesidad de la alianza con Centroamérica y el Caribe para con un enfoque integrador establecer un estado de derecho y enfrentar el narcotráfico. Reducir el flujo de armas y drogas y perseguir esas redes que causan violencia.

Por último destacó que conoce los pasajes históricos que se han referido en la Cumbre, y significó que le encantan las clases de historia pues es un estudioso de la misma. «La aplicación de los derechos humanos no siempre ha sido consistente en mi país, y hay capítulos oscuros en nuestra historia en los que no hemos observado los principios en los que se fundó el país.

«Tenemos una apertura hacia el cambio, podremos pasar mucho tiempo hablando de agravios e injusticia, incluso es posible usar a Estados Unidos como excusa de lo que pueda suceder a nivel nacional, pero eso no va a resolver los problemas, el analfabetismo, la comida, los problemas de los niños, y lograr que nuestros países sean más productivos y competitivos en una economía global.

«Vamos a seguir hablando abiertamente, sabemos que somos imperfectos, pero la guerra fría llegó a su fin hace mucho tiempo y no me interesan las batallas que comenzaron, incluso, antes de que yo naciera.

«Lo que me interesa es trabajar con ustedes y por ello hemos invertido tanto en las relaciones internacionales para lograr alianzas en igualdad, creo que el progreso puede seguir adelante».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.