Dilma Rousseff: Llevar el continente a «puerto» seguro

Elogia la mandataria brasileña la iniciativa valiente de los presidentes Raúl Castro y Barack Obama para restablecer relaciones entre Cuba y Estados Unidos, y ponerle fin al «último vestigio de la Guerra Fría de la región». La dignataria rechazó las sanciones de Estados Unidos contra Venezuela

Autor:

Juventud Rebelde

«La geografía nos dio un continente único, separado del resto del mundo por dos océanos. Estamos juntos en este barco y nos toca llevarlo a un puerto seguro, y que su población tenga una vida digna con derechos sociales, económicos, protegidos contra la discriminación de cualquier tipo».

La afirmación la hizo la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, durante la sesión plenaria de la VII Cumbre de las Américas, que se inició en la mañana de este sábado con la presencia de dignatarios de 35 naciones del hemisferio, en el Centro de Convenciones ATLAPA, Panamá.

La presidenta comenzó su intervención elogiando la iniciativa valiente de los presidentes Raúl Castro y Barack Obama para restablecer relaciones entre Cuba y Estados Unidos, y ponerle fin al «último vestigio de la Guerra Fría de la región». También envío un saludo a su santidad el Papa Francisco, figura fundamental en este acercamiento.

«Esta es una prueba más de cuánto se puede avanzar con las enseñanzas de la historia, y dejando atrás los prejuicios y diferencias», expresó.

Estamos seguros de que otros pasos similares se darán en la región, y que seguiremos construyendo las líneas que pautarán nuestro futuro, dijo.

También felicitó a Panamá por el lema escogido para la Cumbre: «Prosperidad con Equidad», pues —al decir de la mandataria— son valores muy queridos para muchos países del continente, junto a la inclusión social y la democracia. Además, comentó, representan todo por lo que se ha luchado en los últimos años, así como el espíritu que debe prevalecer en nuestras cumbres hemisféricas.

Rousseff hizo una descripción de los avances logrados por los países latinoamericanos desde el primer encuentro de este tipo, en 1994. «Desde la Cumbre de Miami nuestros avances han sido notables. En 1994 enfrentábamos problemas crónicos, como el hambre y el desempleo. Hoy estamos reunidos en un contexto diferente», aseguró.

«Ahora tenemos menos pobreza, hambre, mortalidad infantil y analfabetismo. Hay más seguridad, educación, aumentamos las expectativas de vida…, pero aún tenemos un largo camino y muchos retos.

«Nuestro hemisferio fue capaz de convenios de integración que ampliaron el dialogo político, intercambio comercial… nos acercamos política, cultural y socialmente. No podemos pensar el tema como salud, combate a las drogas, la promoción de derechos humanos… de forma local.

«La VII Cumbre debe ser una exigencia a convivir con diferentes posiciones, sin recetas rígidas ni imposiciones para que este siglo sea de paz y desarrollo para todos», aseveró.

Otro de los puntos importantes de su discurso fue el rechazo a las sanciones contra Venezuela, haciendo hincapié en el «respeto al estado democrático de derecho».

También felicitó el coraje del pueblo colombiano, en el esfuerzo para poner fin al ciclo de violencia que tuvo por décadas este país, y celebró los avances en la consolidación en la paz en Haití.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.