Aprueban en Irán decisión rusa de levantar veto a misiles

El ministro iraní de Defensa, Hossein Dehgan, subrayó que la medida de Moscú de levantar la prohibición de entrega de los sistemas de misiles S-300 es un paso más en el camino a mejorar y expandir la cooperación en todas las demás esferas con Rusia y países vecinos

Autor:

Juventud Rebelde

TEHERÁN, abril  14.— Gobernantes, parlamentarios y jefes militares de Irán saludaron este martes la decisión de Rusia de levantar la prohibición a la entrega de misiles antiaéreos S-300, al valorarla como indicativo de la voluntad política de ambos países, destaca PL.

Un portavoz gubernamental destacó los contactos que mantuvo este martes en Moscú el secretario del Consejo Supremo de Seguridad Nacional iraní, Ali Shamkhani, con el presidente ruso, Vladimir Putin, luego del anuncio hecho ayer por el Kremlin.

Las autoridades de Teherán asumieron como «un claro mensaje a todas las naciones», en particular las árabes del golfo Pérsico, la decisión de Putin y la vincularon con el reciente pre-acuerdo nuclear suscrito con el Grupo 5+1 (los miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU más Alemania).

El ministro iraní de Defensa, brigadier general Hossein Dehgan, subrayó que la medida de Moscú de levantar la prohibición de entrega de los sistemas de misiles S-300 es un paso más en el camino a mejorar y expandir la cooperación en todas las demás esferas con Rusia y países vecinos.

Rusia eliminó ayer mediante un decreto presidencial el veto sobre los referidos proyectiles en virtud de que el acuerdo preliminar anunciado el 2 de abril en Lausana entre Irán y el G5+1 presupone el levantamiento de las sanciones económicas impuestas por Occidente y la ONU a la república islámica.

De acuerdo con Deghan, ese paso puede ayudar a hacer más duradera la seguridad en la región y tornar más eficaz la colaboración con estados árabes de la zona en aras de afianzar y perpetuar la estabilidad frente a las crecientes amenazas de los grupos terroristas y extremistas.

«Las amenazas extraterritoriales y la propagación del terrorismo por grupos takfiristas (extremistas islámicos sunnitas) ha incrementado la necesidad de expandir más la cooperación», recalcó en alusión al contrato firmado en 2007 que obliga a Moscú a suministrar al menos cinco sistemas defensivos S-300.

Rusia, sin embargo, se negó en 2010 a entregar a Irán misiles tierra-aire bajo el argumento de que estaba amparado en un cuarto paquete de sanciones del Consejo de Seguridad de la ONU por el programa nuclear de este país, que le impedía comprar armas de avanzada tecnología.

Tras esa negativa, Teherán presentó ante el Tribunal Internacional de Arbitraje de Ginebra una demanda contra la firma rusa de armamento Rosoboronexport por un monto de cuatro mil millones de dólares para que se le suministrara los misiles que alcanzan un rango de hasta 200 kilómetros.

La prensa iraní destacó hoy que el decreto presidencial firmado ayer por Putin suscitó gran inquietud en el Gobierno de Israel, cuyo ministro de Inteligencia, Yuval Steinitz, lo vio como el resultado de la legitimidad que el pre-acuerdo nuclear de Lausana concedió al país islámico.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.