G7: otra presión a Moscú y una válvula a Teherán

Apremian a Rusia a ejercer su influencia sobre los separatistas prorrusos y a contribuir a desactivar el conflicto de Ucrania

Autor:

Juventud Rebelde

LÜBECK, Alemania, abril 15.—  Los ministros de Exteriores del G7, reunidos aquí, apremiaron este miércoles a Rusia a ejercer su influencia sobre los separatistas prorrusos y a contribuir a desactivar el conflicto de Ucrania, al tiempo que reiteraban su condena a lo que ellos consideran la «anexión» de Crimea.

«Esperamos particularmente de Rusia que haga uso de su considerable influencia sobre los separatistas para que cumplan los acuerdos de Minsk», apunta el comunicado final de la reunión, que inició el martes y concluyó este miércoles en la ciudad de Lübeck, en el norte de Alemania. A lo largo de todo el conflicto, Rusia ha insistido en que no tiene tropas en territorio ucraniano y en que, por tanto, no puede ser considerada, como suele hacer Occidente, entre las partes beligerantes.

EFE informa que en el apartado referido a Ucrania se insiste en que «todas las partes» implicadas en el conflicto deben actuar «con responsabilidad» para lograr la implementación de esos acuerdos, suscritos el 2 de febrero, en especial en lo que concierne al alto el fuego, del cual dependerá, según reiteraron, el cese de las sanciones de Occidente contra Rusia.

El texto consensuado entre los ministros de las siete potencias —Alemania, Francia, Italia, Reino Unido, Japón, Canadá y Estados Unidos— declara voluntad de mantener abierto «el diálogo con Rusia», pero vincula el levantamiento de las sanciones contra Moscú al cumplimiento de los mencionados acuerdos.

Además, el G7 insta a Kiev a continuar su programa de reformas en los términos establecidos con el Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial y el Acuerdo de Asociación con la UE.

El 11 de febrero, en Minsk, capital belarusa, los mandatarios de Ucrania, Rusia, Francia, y Alemania negociaron un programa para detener la guerra civil en Ucrania.

Entre sus acuerdos destacan el alto el fuego completo en determinados distritos de las provincias de Donetsk y Lugansk, la retirada de las armas pesadas por ambos lados, a distancias iguales, para crear una zona de seguridad, el seguimiento de esas medidas por la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), la liberación e intercambio de los rehenes y personas retenidas ilegalmente y garantizar la entrega y acceso a la ayuda humanitaria a los necesitados, sobre la base de un mecanismo internacional.

Otro despacho de EFE refiere el respaldo de los ministros del G7 al preacuerdo alcanzado con Teherán sobre su programa nuclear y su afirmación de que, de cerrarse el proceso positivamente, llevará a un levantamiento de las sanciones contra Irán.

El comunicado alude al levantamiento de las sanciones impuestas por la Unión Europea (UE), EE.UU. y el Consejo de Seguridad de la ONU a Irán, condicionado a que se complete ese acuerdo.

El secretario de Estado de EE.UU., John Kerry, se incorporó este miércoles a las sesiones tras las negociaciones con congresistas de su país para evitar un bloqueo del preacuerdo con Irán. Inmediatamente después de su llegada a Lübeck, Kerry destacó la importancia del compromiso alcanzado el martes por el Congreso norteamericano para que el preacuerdo nuclear sea aprobado.

La reunión de ministros del G7, con el alemán Frank-Walter Steinmeier como anfitrión y con la presencia de la alta representante de Política Exterior de la UE, Federica Mogherini, se considera preámbulo de la Cumbre de los líderes de las siete potencias, que tendrá lugar el 7 y 8 de junio en el castillo de Elmau, Baviera.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.