El desconcierto impera en Nepal tras sismo

El Gobierno nepalí ha solicitado ayuda internacional para poder atender las necesidades de la población y afrontar las tareas de rescate

Autor:

Juventud Rebelde

KATMANDÚ, abril 27.— El número de muertos en el terremoto de 7,9 grados que golpeó el sábado a Nepal sigue en aumento y en las últimas horas de este lunes ya superaban los 4 252, y los heridos ascendían a 7 000. Una cifra aun indeterminada de personas continúa desaparecida, según informaron fuentes oficiales.

El Ministerio del Interior indicó que se cuentan al menos 493 cuerpos sin identificar que aún permanecen en depósitos de cadáveres de hospitales, según el diario local The Himalayan.

La lluvia, la falta de comunicaciones, de medios, el colapso de hospitales y clínicas y las réplicas complican la búsqueda de supervivientes y se teme que el número de víctimas puede ser mucho mayor debido a la dificultad de las operaciones de rescate, reportó El País.

Por su parte, el Consorcio de Reducción de Riesgos en Nepal, una entidad en la que participan organismos de Naciones Unidas, aseguró que el fenómeno afectó a cerca de ocho millones de personas en 39 distritos del país.

En Katmandú los escombros de edificios enteros se acumulan, mientras parques y descampados están siendo ocupados por tiendas de campaña levantadas por quienes ya perdieron sus hogares o temen perderlos en las posibles nuevas réplicas del sismo que ya son más de 40 desde el sábado.

La situación puede ser peor en zonas más remotas, donde los fallecidos se comenzaron a contabilizar este lunes.

El terremoto también hizo estragos en la India con balance de 62 muertos, otras 20 personas en Tíbet, e igual cifra se registra hasta ahora en China, que ya evacuó a casi 25 000 personas.

El sismo, que arrasó el densamente poblado valle de Katmandú y que provocó una avalancha mortal en el monte Everest, ha sido el de mayor magnitud en casi 80 años en Nepal, desde que en 1934 una sacudida causó unos 8 500 muertos. También es el peor que ha vivido la región en una década luego del de 2005, que causó más de 84 000 muertos en la Cachemira.

El Gobierno nepalí ha habilitado 15 refugios y ha solicitado ayuda internacional para poder atender las necesidades de la población y afrontar las tareas de rescate.

Varios países enviaron ya su asistencia y la comunidad internacional se moviliza para hacer llegar toneladas de suministros y ayuda a la nación asiática.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.