Rememoran medio siglo de gesta dominicana

La efeméride fue recordada este martes en La Habana con un taller sobre los 500 años de la invasión militar yanqui a la isla caribeña, impartido en la Oficina de Asuntos Históricos y presidido por Eugenio Suárez Pérez, director de la institución.

Autor:

Yailé Balloqui Bonzón

Un 28 de abril hace 50 años, República Dominicana observó con impotencia la entrada de miles de soldados estadounidenses en su territorio nacional. El Gobierno de Washington cumplía una vez más con su génesis injerencista y prepotente e intentó frenar la libertad de los dominicanos para escoger su propio destino político.

La efeméride fue recordada este martes en La Habana con un taller sobre el medio siglo de la invasión militar yanqui a la isla caribeña, impartido en la Oficina de Asuntos Históricos y presidido por Eugenio Suárez Pérez, director de la institución.

En la actividad, historiadores realizaron un bosquejo sobre la situación de entonces en República Dominicana y el contexto histórico regional en el que tuvieron lugar los hechos.

La ofensiva norteamericana contra la nación caribeña intentaba detener al pueblo dominicano, que salió a las calles cuatro días antes —el 24 de abril de 1965— para intentar restaurar el orden constitucional y en rechazo a la opresión de los poderes fácticos nacionales y del propio Estados Unidos.

Dominicanos y dominicanas intentaban así el retorno del presidente Juan Bosch, derrocado el 27 de septiembre de 1963 por una conspiración norteamericana orquestada a través de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), la oligarquía y la jerarquía eclesiástica dominicana y que trajo al poder a las facciones dictatoriales de Rafael Leonidas Trujillo.

La insurrección —encabezada por el coronel Francisco Caamaño— dio inicio a la Revolución de Abril de 1965 o Guerra Patria, uno de los sucesos más relevantes de la historia política y social de ese país caribeño.

Tal como corresponde a la intransigencia imperial no podían permitir el ascenso al poder en la región de Gobiernos democráticos sin el amparo de Washington. Por eso, la respuesta fue inmediata y el 28 de abril de 1965, el entonces presidente de aquella nación, Lyndon B Johnson, autorizó la Operación Power Back, para entrar en suelo dominicano con un cuerpo militar de 42 000 soldados.

La invasión se extendió hasta septiembre de 1966, un año y cinco meses después de aquel 28 de abril. En el transcurso de la ocupación murieron más de 6 000 dominicanos, la mayoría civiles.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.