Nepal: rescatan a adolescente de 15 años cinco días después del sismo

El milagroso rescate de Pemba Tamang, que sobrevivió bebiendo mantequilla clarificada, supone un rayo de esperanza en el sombrío panorama de la la nación asiática

Autor:

Juventud Rebelde

KATMANDÚ, abril 30.— Los socorristas rescataron vivo este jueves a  un adolescente de 15 años de entre los escombros de un edificio en Katmandú,  cinco días después del terremoto en Nepal, en el que murieron más de 5.800 personas, reportó AFP.

«Un niño de 15 años fue retirado de entre los escombros de un hostal  llamado Hilton Guesthouse», anunció un portavoz de la policía.

El milagroso rescate de Pemba Tamang, que sobrevivió bebiendo mantequilla clarificada (ghee) supuso un rayo de esperanza en el sombrío panorama en Nepal, donde los socorristas aún no han logrado llegar a numerosas localidades  afectadas por el terremoto del pasado sábado.

Recibido entre aplausos por la multitud reunida ante los escombros que mantenían apresado, aseguró a la AFP que «no creía que fuera a salir vivo».

Desde el hospital de campaña en el que se encuentra en observación, el joven contó que estaba desayunando cerca de la recepción de la casa de huéspedes donde trabajaba, cuando el suelo empezó a temblar.

«Intenté correr, pero algo me dio en la cabeza y perdí la conciencia durante no sé cuánto tiempo», afirmó.

«Cuando desperté, estaba atrapado entre los escombros y todo estaba negro. Oí otras voces gritar pidiendo ayuda alrededor de mí y me sentí impotente», explicó.

El joven sobrevivió gracias a un frasco de «ghee» encontrado en la oscuridad.  «No sé de dónde venía».

Una portavoz de la organización israelí de salvamento explicó que Pemba se portaba «muy bien». «Ha pasado 120 horas bajo los escombros, nosotros no habíamos oído hablar jamás de nadie que hubiera sobrevivido tanto tiempo», dijo Libby Weiss a la AFP, considerándolo «un milagro».

Su rescate alentó a los socorristas a seguir trabajando para rescatar a supervivientes a pesar de las condiciones extremas y las réplicas. Gran parte de la población de la capital de Nepal sigue viviendo en las calles.

Sin embargo, el jueves se vieron los primeros signos de un paulatino regreso a la normalidad, con la apertura de algunos comercios y la reaparición de los vendedores de frutas y verduras callejeros en la plaza Durbar en ruinas.

Tres meses de medidas de urgencia

Un total de 5 844 personas han perdido la vida por el sismo de magnitud 7,8  que sacudió el país, indicó el gobierno nepalí en su último balance este  jueves, y un centenar más murieron en India y China.

En total, según la ONU, ocho de los 28 millones de habitantes de Nepal se han visto afectados de una u otra manera por la catástrofe.

Naciones Unidas ha lanzado un llamamiento para reunir 415 millones de dólares para ayudar a las víctimas del terremoto, que necesitan víveres, medicamentos y agua.

Las autoridades nepalíes admitieron estar desbordadas por la magnitud de la  catástrofe provocada por el sismo más mortífero de los últimos 80 años.

«La catástrofe es tan grande y sin precedentes que no hemos sido capaces de responder a las expectativas de la gente», reconoció el ministro de Comunicaciones, Minendra Rijal, a la cadena de televisión Kantipur.

Por su parte, el coordinador de la ONU en Nepal, Jamie McGoldrick, afirmó que se necesitarán tres meses para responder a las necesidades de urgencia antes de comenzar las tareas de reconstrucción.

La ONU suministrará rápidamente carpas para las 500 000 personas que se han  quedado sin vivienda así como agua y equipos sanitarios para 4,2 millones de personas.

Por el momento las operaciones de rescate no han ido mucho más allá de Katmandú, según la ONU.

«Hacemos cuanto podemos para llegar al mayor número de lugares posible»,  declaró por su parte el portavoz del ejército, Jagdish Pokharel. «El tiempo ha mejorado así que esperamos poder ayudar a más víctimas», agregó.

Nepal, como toda la cordillera del Himalaya, está situado en el punto de contacto entre las placas tectónicas euroasiática e india, una zona de fuerte actividad sísmica.

El gobierno anunció, no obstante, que los montañeros podrán volver al  verest en los próximos días, tras la avalancha provocada por el sismo que mató a 18 personas. El ascenso al pico más alto del mundo constituye una importante fuente de ingresos para Nepal.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.