Destacan Raúl y el Patriarca de la Iglesia Ortodoxa Rusa la hermandad entre sus pueblos

Durante la jornada, el General de Ejército también se reunió con el mandatario de Serbia y con el Presidente del Presidium de la Asamblea Popular Suprema de la República Popular Democrática de Corea

Autor:

Leticia Martínez Hernández

MOSCÚ.— Con el mismo afecto de siempre, el Presidente Raúl Castro Ruz y el patriarca Kirill volvieron a encontrarse el viernes en esta capital, como mismo sucediera en el año 2009, cuando el General de Ejército estuvo aquí en una visita oficial.

Al saludar al mandatario cubano, el máximo representante de la Iglesia Ortodoxa Rusa dijo que se alegraba mucho de ver a Raúl en Moscú para participar en los festejos por el aniversario 70 de la victoria sobre el fascismo en la Gran Guerra Patria, “pues ese es un día muy importante para cada ruso y habitante de la Unión Soviética. Nuestro pueblo tuvo una actitud heroica y contribuyó mucho a la historia de la Humanidad.”

Destacó que su pueblo ha tenido amigos en todo el mundo que han ayudado mucho al país, y citó de manera particular a Cuba. El periodo más especial de esa relación con la Isla empezó luego del triunfo de la Revolución, cuando nuestro pueblo se acercó al corazón del pueblo cubano, expresó.

Comentó que han pasado los años y seguimos siendo hermanos, para luego augurar “un buen futuro en las relaciones entre los dos países”. Lo más importante, consideró, es la simpatía de los pueblos, que influye en la relación política de los gobiernos. Mencionó luego a los miles de rusos que viven en Cuba, muchos de ellos ortodoxos.

De manera particular, agradeció al Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz y a Raúl por la decisión de construir en la capital cubana el templo de la Sacra Catedral Ortodoxa Rusa Nuestra Señora de Kazán, sobre el cual consideró que “también está trabajando para fortalecer las relaciones entre nuestros países”.

Raúl dijo sentirse complacido de volver a reunirse con el Patriarca y lo invitó a viajar nuevamente a Cuba. Vale recordar que Kirill estuvo en la capital cubana en dos ocasiones como Metropolita, en el 2004 y el 2008, durante las cuales se entrevistó con Fidel. En su estancia de octubre del 2008, inauguró el templo emplazado en la Avenida del Puerto de La Habana, a cuya entronización asistió Raúl.

Más adelante, el General de Ejército dijo que recordaba con mucho placer su visita al Templo del Cristo Salvador en el 2009, cuando se convirtió en el primer Jefe de Estado recibido por el Patriarca luego de ser investido en ese cargo, el primero de febrero de ese año.

Antes de terminar la visita, el Presidente cubano obsequió al Patriarca Kirill una hermosa obra del artista de la plástica Alexis Leyva Machado (Kcho), quien le comentó que la obra se titula Sol y representa “el valor y el patriotismo de la iglesia, que es el sol y el futuro de la Patria rusa y estará protegiendo eternamente la fe de su pueblo”. Kcho le regaló también un libro de su muestra personal Via Crucis, que estuvo expuesta en la Ciudad del Vaticano.

Raúl y el Presidente serbio durante su encuentro de este viernes en Moscú. Foto: Estudios Revolución

La agenda de trabajo de Raúl en Moscú incluyó además un encuentro en la mañana con el presidente de Serbia, Tomislav Nikolic, con quien se había reunido antes en ocasión de la I Cumbre CELAC-Unión Europea, realizada en Chile, en enero del 2013.  Los  vínculos del presidente Nikolic con la Isla se mantienen desde hace varios años, cuando antes de las elecciones presidenciales del 2012 encabezaba el grupo parlamentario de amistad serbio-cubano.

Más tarde Raúl, se reunió también con Kim Yong Nam, presidente del Presidium de la Asamblea Popular Suprema de la República Popular Democrática de Corea.

El General de Ejército se reunió con Kim Yong Nam, presidente del Presidium de la Asamblea Popular Suprema de la República Popular Democrática de Corea.Foto: Estudios Revolución

Este sábado, Raúl estará presente junto a otros líderes de casi una treintena de países en el desfile que, según los medios de prensa rusos, será el más grande de la historia moderna de esta nación, en el que participarán 15 mil efectivos y 200 medios de combate, entre los que se encuentran los modelos más recientes. Además de los militares rusos, están invitados soldados de países como Azerbaiyán, Armenia, Belarús, Kazajstán, Kirguistán, Tayikistán, India, Mongolia, Serbia y China. Las imágenes de la conmemoración serán trasmitidas en vivo y podrán disfrutarse también en Cuba.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.