En paro universitarios puertorriqueños

Estudiantes y profesores de la Universidad de Puerto Rico (UPR) del Recinto de Río Piedras denuncian eventuales recortes gubernamentales al presupuesto de la Universidad pública

Autor:

Juventud Rebelde

SAN JUAN, mayo 14.— Docentes, empleados y estudiantes de la Universidad de Puerto Rico (UPR) del Recinto de Río Piedras iniciaron este jueves un paro de 48 horas, como parte de su plan para objetar eventuales recortes gubernamentales al presupuesto de la Universidad pública.

En medio del paro los estudiantes y profesores salieron a las calles a manifestarse por cerca de una hora, animados por panderos y las tradicionales consignas de lucha social y obrera, explicó El Nuevo Día.

De acuerdo con el presidente del Consejo de Estudiantes de la Facultad de Educación de la UPR, Eliezer Nieves, la intención de los jóvenes es llevar su reclamo más allá del área cercana a la Universidad. «Queríamos manifestar nuestra indignación con los recortes presupuestarios», declaró a Primera Hora.

Intentando amilanar los ánimos de los estudiantes y en represalia a la huelga, el rector de la UPR, Carlos Severino Vélez, ordenó un receso académico y administrativo hasta el próximo lunes, lo que, en la práctica, anula el efecto del paro.

De acuerdo con PL, al decretar la medida el Rector aclaró que el calendario no se extenderá, por lo que el semestre terminará como está programado. «Todos estamos unidos por la defensa de nuestra Universidad en momentos en que es importante proteger su presupuesto, mas es importante actuar coordinadamente y en orden para no desvirtuar nuestros objetivos», expresó Severino Valdés.

El paro iniciado este jueves fue una de las medidas avaladas por los asistentes a la primera asamblea multisectorial de la comunidad universitaria, que se realizó en la UPR el martes y donde, según explicó Guillermo Guasp, presidente del Consejo General de Estudiantes, con los recortes anunciados por el ejecutivo del gobernador Alejandro García Padilla, la UPR perdería 48 millones de dólares adicionales.

Esto se suma a que la Ley 66 de Sostenibilidad Fiscal y Operacional del Gobierno congeló hasta el 2017 la fórmula mediante la cual se calculan las asignaciones a la institución, lo que representa 70 millones que deja de recibir, contextualizó.

«La UPR solamente recibiría 95 millones de dólares. Perderíamos 827 sesiones de clases el próximo año académico», apreció Guasp como ejemplo del impacto de una reducción tan drástica.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.