Actos de amor de los cubanos en Nepal

La Brigada 41 Henry Reeve de la Isla llegó a esas tierras el martes 12 de mayo a las 9:40 a.m. y desde la cuenta en Twitter @CubahelpsNepal se van contando las historias en la brevedad de 140 caracteres

Autor:

Nyliam Vázquez García

Apenas es un bultito envuelto en mantas. Se sabe que tiene tres días de nacida y, lo más importante, que tiene más posibilidades de sobrevivir. Su alumbramiento ocurrió en medio de la tensión y la angustia dejadas por dos terremotos que han asolado a Nepal en las últimas semanas, pero ella está siendo atendida por un médico cubano.

La Brigada 41 Henry Reeve llegó a esas tierras  el martes 12 de mayo a las 9:40 a.m. y desde la cuenta en Twitter @CubahelpsNepal se van contando las historias en la brevedad de 140 caracteres. Por esa vía, que también publica el portal Infomed, se supo que el primer paciente atendido fue Frayed Tvdyer, con sacrolumbalgia postraumática; y que nuestros médicos salieron a hacer terreno a Bungmati y Latitpur, ambas en el centro de Nepal.

«Cuarenta y dos pacientes en la primera media hora», asegura un tuit desde la zona de desastre y no queda más remedio que sentir orgullo, tal y como lo expresa desde La Habana en su cuenta de Facebook la doctora Patricia Alfonso Galbán: «¡orgullosísima! de ser cubana y médico!!!», al tiempo que comparte las imágenes de sus colegas.

«Seis especialistas cubanos y tres nepalíes en camino a tratar pacientes en Khokanat, también en el distrito de Lalitpur», es otro de los mensajes de @CubahelpsNepal.

A nuestros médicos se les ve con sus mochilas, sentados en muros, rodeados de ruinas y atendiendo a largas filas de nepalíes. Se les ve haciendo lo que saben hacer: salvar vidas.

En las improvisadas mesas, los medicamentos necesarios. Ellos con sus batas, sus guantes, sus mascarillas y esa sonrisa con que dicen: «Tranquilos, todo va a salir bien», sin importar el idioma que hablen.

Con los cuidados y recomendaciones del doctor, la bebé de solo tres días de nacida estará mejor. Hasta este lado del mundo llega quizá el susurro de su llanto, que después de hoy seguro tiene un tono distinto: Ese hombre que le habló tan raro, nadie lo dude, será esencial en su vida.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.