Estados Unidos miró a París por una hendija

La historia se vuelve recurrente: durante años, la NSA norteamericana vigiló los pasos de importantes figuras francesas

 

Autor:

Juventud Rebelde

PARÍS, junio 24.— El presidente de Francia, Francois Hollande, exhortó este miércoles a su homólogo estadounidense Barack Obama a respetar su compromiso de dejar de espiar a los aliados, luego de nuevos informes sobre la vigilancia estadounidense a importantes líderes franceses.

Durante una conversación telefónica, Hollande recordó a Obama «los principios que deben regir las relaciones entre aliados en cuestiones de Inteligencia», dijo la Presidencia francesa. «El presidente Obama reiteró de manera inequívoca su firme compromiso de poner fin a estas prácticas ocurridas en el pasado e inaceptables entre aliados», agregó el comunicado, según Xinhua.

La declaración explica que funcionarios de Inteligencia franceses viajarán próximamente a Washington para reforzar la cooperación entre los dos países.

En un boletín de prensa publicado el martes, Wikileaks reveló que la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos espió durante mucho tiempo a líderes franceses, incluyendo al presidente Francois Hollande, a los ex presidentes Nicolas Sarkozy y Jacques Chirac, y a ministros del gabinete.

Según EFE, las escuchas se realizaron entre 2006 y mayo de 2012. La agencia agrega que el ministro francés de Exteriores, Laurent Fabius, convocó este miércoles a la embajadora estadounidense en Francia, Jane D. Hartley, para que explicara la situación.

La última convocatoria de ese tipo del Embajador estadounidense ocurrió en octubre de 2013, también por revelaciones sobre el espionaje estadounidense en Europa.

En tanto, el primer ministro francés, Manuel Valls, dijo que las revelaciones de Wikileaks sobre el espionaje de Estados Unidos son muy graves y constituyen una violación del espíritu de confianza.

Al intervenir ante la Asamblea Nacional, Valls instó a Washington a reparar el daño causado por esa práctica «inaceptable» y reclamó «una exigencia de verdad y explicaciones lo antes posible», reporta PL.

Los compromisos de Washington deben ser estrictamente cumplidos, apuntó en referencia a la visita del Jefe de Estado galo a la nación norteña en febrero de 2014, durante la cual Barack Obama se comprometió a que se acabarían las escuchas indiscriminadas a los países aliados.

Lo divulgado esta vez provocó críticas, especialmente de políticos de diferentes partidos, quienes exigen a Hollande que responda con fuerza. Se presume que lo revelado sea solo una parte del espionaje de esa Agencia Nacional de Seguridad estadounidense a dirigentes galos.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.