Grecia al filo del referendo

En vísperas de la consulta que definirá este tramo de su historia, los griegos no muestran una clara inclinación mientras sus acreedores coinciden en cercar el país

Autor:

Juventud Rebelde

ATENAS, julio 3.— Los griegos, que votarán el domingo en referendo, están divididos sobre si aceptar o no el acuerdo de la deuda propuesto por los acreedores internacionales, aunque aquellos a favor del «Sí» se encuentran ligeramente a la cabeza, según una encuesta publicada este viernes.

El primer ministro, Alexis Tsipras, convocó la consulta la semana pasada, aprobada en el Parlamento para pedir a los ciudadanos que decidan si se debe aceptar o no las propuestas de reforma de los acreedores a cambio de los muy necesitados fondos de rescate.

El «Sí» se sitúa a la cabeza, con un 44,8 por ciento, frente al «No», con un 43,4 por ciento, según arrojó una encuesta de la empresa ALCO para el periódico Ethnos (Nación). Un 11,8 por ciento de los votantes asegura estar todavía indeciso, reporta Xinhua.

El 74 por ciento de los griegos dijo querer que su país permanezca en la Eurozona, mientras que el 15 por ciento afirmó que prefiere la salida de Grecia del grupo de moneda única, o «Grexit», y la vuelta a su divisa nacional.

Un despacho de Notimex informa que Tsipras dijo estar dispuesto a realizar concesiones a los acreedores de la deuda a fin de alcanzar un acuerdo de rescate financiero para su país luego del referendo.

«Estoy abierto a realizar concesiones para llegar a un acuerdo» con los acreedores que permita alcanzar una «solución viable», que incluiría la reestructuración de la deuda, declaró el jefe de Gobierno en una entrevista con una televisora privada griega.

Tsipras envió un mensaje de calma a los ciudadanos al asegurar que, apenas 48 horas después de la consulta, Grecia alcanzará un acuerdo con sus socios europeos.

Cuestionado acerca de qué haría si el «No» que el Gobierno defiende perdiera en el referendo, Tsipras no aclaró si dimitiría, postura que, para tal escenario, adelantó el jueves su ministro de Finanzas, Yanis Varoufakis. Están por delante «los intereses de la nación», sostuvo Tsipras.

«Respetaré el resultado, sea el que sea, y pondré en marcha los procedimientos previstos por la Constitución», aclaró el Jefe de Gobierno sobre su actuación en caso de derrota.

Pese al anuncio de Tsipras sobre un cercano acuerdo, Jeroen Dijsselbloem, jefe del Consejo de Ministros de Finanzas de la Zona Euro, calificó como «completamente falsas» las afirmaciones del titular griego, Yanis Varoufakis, de que Grecia no estaba lejos de entenderse con sus acreedores.

Reuters reportó que Dijsselbloem dijo que Grecia tenía un futuro complicado, independientemente de cuál fuera el resultado del referendo, y agregó que era inevitable la imposición de duras medidas fiscales a Atenas.

Por otro lado, el Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) declaró oficialmente este viernes a Grecia en situación de impago, tras no haber hecho frente a un vencimiento de 1 600 millones de euros ante el Fondo Monetario Internacional, aunque sin consecuencia financiera inmediata, informó AFP.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.