Ecuador no permitirá nuevos hechos violentos - Internacionales

Ecuador no permitirá nuevos hechos violentos

Gobierno defiende la paz frente a sectores desestabilizadores

Autor:

Juventud Rebelde

QUITO, julio 30.— El presidente de Ecuador, Rafael Correa, advirtió que no permitirá nuevos hechos violentos en su país, por lo cual desestimó el paro convocado para el 13 de agosto por sectores opositores.

El Jefe de Estado de la nación sudamericana destacó que las protestas no tienen ningún tipo de justificación y que la ciudadanía debe rechazar cualquier intento de desestabilización.

«Estamos tomando todas las precauciones, pero no es el Gobierno el que debe responder, sino la ciudadanía la que debe decir: “ya basta”», expuso el líder de la Revolución Ciudadana, según citó Telesur.

Precisó que su Gobierno no admitirá bloqueos, daños a vías, paralizaciones de los servicios ni ataques a las propiedades públicas y privadas, apuntó AVN.

«Nos quieren volver al pasado, y parte de su estrategia es el calentamiento en las calles, decir que todo está mal, quitarnos la alegría, quitarnos el optimismo. Es la estrategia: quitarle apoyo al Gobierno, hacernos creer que cualquier tiempo pasado es mejor», añadió Correa.

También previó el fracaso del levantamiento contra su Gobierno que convocó la Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie), de oposición, para el dos de agosto, dijo a su vez la agencia Xinhua.

En las últimas semanas, el Gobierno ecuatoriano ha enfrentado hechos de violencia promovidos por la derecha contra la Ley de Redistribución de la Riqueza (Ley de Herencias) y de Ganancias Extraordinarias (Plusvalía), pese a que Correa anunciara el retiro temporal de las normas y llamara al debate nacional.

La derecha ecuatoriana emprende acciones violentas que buscan derrocar al Gobierno constitucional, utilizando como pretexto la reforma de la mencionada normativa, cuyo objetivo es profundizar la redistribución de la riqueza y la equidad social, y que solo afectará al dos por ciento de la población de la nación sudamericana, que son dueños del 90 por ciento de las empresas y del poder económico de Ecuador.

En junio, grupos de opositores intentaron reanudar las protestas  tras la despedida del Papa Francisco de la nación andina, dijo AVN.

El más reciente hecho violento se registró en horas de la noche de este miércoles, cuando cerca de  los diarios El Telégrafo y El Universo, ubicados en Guayaquil, estallaron bombas panfletarias.

Los panfletos estaban firmados por un supuesto grupo denominado Frente de Liberación Nacional. A través de su cuenta en Twitter, @el_telegrafo, el diario El Telégrafo rechazó los actos violentos.

«Rechazamos todo acto de violencia contra el periodismo responsable, ético y público», se indicó en la red social.

El vicepresidente ejecutivo de Ecuador, Jorge Glas, también se pronunció vía Twitter, en su usuario @JorgeGlas, y repudió el suceso.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.