Abuelas de Plaza de Mayo rescatan otra identidad escondida - Internacionales

Abuelas de Plaza de Mayo rescatan otra identidad escondida

En una rueda de prensa la titular de Abuelas de Plaza de Mayo anunció que se encontró a la hija de Walter Hernán Domínguez y Gladys Cristina Castro, desaparecidos en diciembre de 1977 en la provincia de Mendoza

Autor:

Juventud Rebelde

BUENOS AIRES, agosto 31.— La asociación humanitaria Abuelas de Plaza de Mayo anunció este lunes la restitución de la identidad de la nieta desaparecida número 117, nacida en cautiverio en 1978, durante la última dictadura argentina (1976-1983), y cuyo nombre no se ha dado a conocer.

En una rueda de prensa reseñada por EFE, la titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto —quien recuperó a su nieto desaparecido, Guido Ignacio Montoya, en agosto de 2014—, anunció «con enorme alegría» que se encontró a la hija de Walter Hernán Domínguez y Gladys Cristina Castro, desaparecidos en diciembre de 1977 en la provincia de Mendoza.

El joven matrimonio de dos militantes del Partido Comunista marxista-leninista fue secuestrado por fuerzas de la dictadura en su casa de la localidad mendocina de Godoy Cruz cuando ella cursaba el sexto mes de embarazo, y nunca más se tuvo noticias de ellos.

Domínguez, de 22 años en el momento de su desaparición, había estudiado Arquitectura y trabajaba como conductor de autobús, mientras que Castro, de 24, había cursado Diseño y trabajaba en una panadería.

«Bienvenida nieta 117 y por muchos nietos más», expresó la titular de la organización de derechos humanos, que compareció acompañada por las dos abuelas y el tío paterno de la nueva nieta recuperada.

«Todavía no sabemos ni cómo se llama. Tiene muchos tíos, muchos primos... ojalá que se sienta bien entre nosotros», expresó emocionada María Assof de Domínguez, abuela paterna, quien recordó entre lágrimas la búsqueda de su hijo.

«Será dentro de poco que pueda conocer a mi nieta, si Dios quiere», expresó, por su parte, la abuela materna, Angelina Catterino, según recoge EFE.

La nieta recuperada 117, de 37 años, fue informada el pasado jueves por la Comisión Nacional por el Derecho a la Identidad (Conadi) del resultado positivo del test de ADN al que se había sometido para despejar dudas sobre su identidad y recibió «con beneplácito» la noticia, según transmitió la asociación.

Cerca de 500 bebés fueron robados a sus padres por la dictadura, que además hizo desaparecer a unas 30 000 personas.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.