Crisis mundial centra debates en ONU

Los temas que prevalecieron en las intervenciones de los jefes de Estado y de Gobierno que se dieron cita, desde este lunes, en el inicio del segmento al más alto nivel de los debates de la Asamblea General de la ONU expusieron claramente los retos que tiene la comunidad internacional por delante

Autor:

Juventud Rebelde

NACIONES UNIDAS.— Los desafíos del cambio climático y el desarrollo sostenible, las crisis y conflictos en Medio Oriente, el avance de las organizaciones terroristas, la crisis de refugiados y el reciente restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos, fueron algunos de los temas que prevalecieron en las intervenciones de los jefes de Estado y de Gobierno que se dieron cita, desde este lunes, en el inicio del segmento al más alto nivel de los debates de la Asamblea General de la ONU, que este año celebra el 70 aniversario de su fundación.

Al abrir las sesiones, el presidente de la Asamblea General, Mogens Lykketoft, manifestó que es necesario actuar sin demora para acabar con los conflictos y expresó que el progreso en los objetivos de la nueva agenda de desarrollo incluirá los trabajos del período de sesiones recién iniciado, informó el sitio web oficial de la ONU.

Destacaron los discursos de los mandatarios de Estados Unidos y de Rusia, Barack Obama y Vladimir Putin, respectivamente, y el del Presidente cubano, Raúl Castro, fue de los más esperados durante la jornada.

Obama y Putin marcaron contrapuntos en la manera de resolver la crisis en Siria. Mientras el norteamericano se mostró en contra de apoyar el Gobierno de Bashar al-Assad, Putin consideró que no hacerlo sería un error, ya que aseguró que el Presidente sirio es el único que está «realmente luchando cara a cara» contra el Estado Islámico.

Obama, que intervino antes del Presidente ruso, no está convencido de que esta sea la mejor solución, al tiempo que tildó de «tirano» a Bashar al-Assad.

El Presidente norteamericano se mostró dispuesto a trabajar incluso con los Gobiernos de Rusia e Irán para tratar de resolver un conflicto que ha causado más de 250 000 muertos y una oleada de refugiados.

Sobre el restablecimiento de relaciones entre Estados Unidos y Cuba, el jefe de la Casa Blanca reconoció que durante 50 años, su país «siguió una política que no logró mejorar la vida del pueblo cubano. Hemos cambiado eso. Seguimos teniendo diferencias con el Gobierno cubano, pero estas las abordaremos a través de relaciones diplomáticas, con un mayor comercio y con vínculos entre nuestros pueblos. Confío en que a medida que estos contactos progresen, nuestro Congreso inevitablemente levantará el embargo, un embargo que no tiene cabida», afirmó Obama ante el aplauso de los asistentes.

El presidente de Irán, Hassan Rouhani, reconoció en su intervención  que su país ha empezado un nuevo capítulo en sus relaciones con el mundo y citó como ejemplo el esfuerzo diplomático que dio lugar al Plan Conjunto de Acción sobre el programa nuclear iraní alcanzado con seis potencias mundiales, que dio lugar al levantamiento de las sanciones impuestas a Irán por el Consejo de Seguridad.

En su momento ante el plenario, la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, demandó la necesidad de implementar una reforma del Consejo de Seguridad para garantizar la seguridad colectiva y la paz en el planeta, al tiempo que  apuntó que, aunque se ha avanzado en estos 70 años de Naciones Unidas, aún persisten problemas con la seguridad colectiva y la paz mundial, apuntó PL.

El mundo se enfrenta hoy, dijo, a una expansión del terrorismo, a la destrucción de los patrimonios y al desplazamiento de miles y miles de personas por conflictos, argumentó en referencia a las lamentables acciones del denominado Estado Islámico.

La Jefa de Estado saludó asimismo el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre Estados Unidos y Cuba e insistió en la necesidad de proclamar el Estado de Palestina y de trabajar unidos para resolver los problemas del cambio climático.

En ese último sentido, el mandatario chino, Xi Jinping, afirmó que lograr un modo de vivir en la naturaleza y no a costa de ella será uno de los retos más importantes de este siglo, indicó el mandatario, quien también dijo que su país asumirá la responsabilidad que le corresponde en el enfrentamiento a este flagelo.

Oradores de la jornada fueron también los mandatarios de Chile, Michelle Bachelet; y de Portugal, Aníbal Antonio Cavaco; de Sudáfrica, Jacob Suma; el máximo líder de Mozambique, Filipe Jacinto Nyusi; y el mexicano, Enrique Peña Nieto, entre otros.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.