Caso Oxy: otro atentado a la soberanía ecuatoriana

Presidente Correa considera el fallo definitivo sobre la demanda que presentó la petrolera Occidental (Oxy) contra el país sudamericano por presunta violación del Tratado Bilateral de Inversiones con EE.UU., como otro atentado a la soberanía del país

Autor:

Juventud Rebelde

Quito, noviembre 2.— El presidente ecuatoriano Rafael Correa consideró el fallo definitivo sobre la demanda que presentó la petrolera Occidental (Oxy) contra el país sudamericano por presunta violación del Tratado Bilateral de Inversiones (TBI) con Estados Unidos, como otro atentado a la soberanía del país y anunció que ya presentaron una propuesta a la firma.

A través de su cuenta en Twitter, el mandatario ecuatoriano dio a conocer la sentencia del Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (Ciadi), y adelantó que seguirán las negociaciones sobre el tema.

«Logramos nulidad de 40 por ciento de laudo original, es decir, 700 millones (dólares) menos, pero nos ordenan pagar cerca de mil (millones). Tratan la caducidad por incumplimientos legales, como confiscación», y agregó que esta es «otra obra más de los tratados firmados en la larga y triste noche neoliberal», reportó la cadena Telesur.

Por ahora la petrolera Oxy no ha reaccionado a la sentencia, cuando pretendía una indemnización de 1 700 millones de dólares —de una aspiración inicial de 3 300 millones— luego de que en 2006 le fuera cancelado el contrato que le permitía extraer de la Amazonía ecuatoriana unos 100 000 barriles diarios de crudo.

Según autoridades ecuatorianas, la caducidad del contrato de la empresa Oxy se produjo porque esta vendió sin autorización de Ecuador el 40 por ciento de las acciones de la empresa a la canadiense Encana en agosto de 2000.

Ecuador enfrenta desde hace varios años —y simultáneamente— varios procesos con compañías petroleras en cortes internacionales de arbitraje con varios miles de millones de dólares en juego, recordó AFP.

El proceso legal ecuatoriano de más envergadura es el que sigue en la Corte de La Haya por el caso de la petrolera Chevron, que fue condenada por la justicia ecuatoriana a pagar 9 500 millones de dólares por daño ambiental y a indígenas y pobladores amazónicos.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.