Trágico incendio «quema» también Gobierno en Rumania

Tras las protestas y exigencias de miles de personas por la complicidad de las autoridades, dimitió el Primer Ministro y, con él, su gabinete

Autor:

Juventud Rebelde

BUCAREST, noviembre 4.— La indignación popular por la tragedia en una discoteca de Bucarest que causó la muerte de 32 personas y 180 heridos el viernes pasado, provocó este miércoles la renuncia del primer ministro de Rumania, el socialdemócrata Victor Ponta, y de todo su gabinete.

ANSA informa que el anuncio de la renuncia masiva se produjo a raíz de las protestas callejeras masivas en las que miles de personas han acusado al Gobierno y a las autoridades de complicidad en la muerte de muchos jóvenes, atrapados en una sala que no disponía de las medidas de seguridad necesarias.

Después de una noche de conversaciones con el ministro de Interior Gabriel Oprea, el primer ministro Ponta depuso su mandato y el de su Gobierno.

«A partir de hoy me doy de baja como Primer Ministro. Tengo la obligación de observar la ira legítima de los ciudadanos y asumir la responsabilidad, que es más grande que la de un hombre de negocios con su empresa», afirmó el dimitente.

«Espero que mi renuncia y la del Gobierno sirvan para traer la paz entre el pueblo. Los que tratan de especular sobre la situación política, lo pagarán caro», acotó Ponta.

El martes, miles de personas salieron a las calles de la capital rumana para exigir responsabilidades por lo ocurrido en un caso plagado de irregularidades, según refiere ANSA.

Ponta, que perdió las elecciones presidenciales frente al conservador Klaus Iohannis, estaba ya en una situación muy débil dentro de su formación política. Imputado en un serio caso de corrupción de su época anterior en la política, ya había abandonado en julio la secretaría del Partido Socialdemócrata (PSD).

La dimisión de Ponta supone la renuncia de su gabinete. Mientras, el Partido Nacional Liberal (PNL), principal de la oposición, ya ha exigido una convocatoria de elecciones generales anticipadas.

La discoteca Club Colectiv, donde ocurrió la tragedia mientras se celebraba un concierto de rock con asistencia de unas 500 personas, no tenía permiso para grandes concentraciones, no disponía de las salidas necesarias y usaba materiales inadecuados de construcción y aislamiento.

Ahora, tras la renuncia del Gobierno, el presidente Iohannis debe abrir una ronda de consultas con los partidos para proponer un candidato al puesto, que formará su propio Ejecutivo.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.