Cumbre en París: conciencia o clima patas arriba

Tres presidentes del Sur: Correa, Evo y Modi, hacen planteamientos que dejan claro que, sin un mejor manejo político, la naturaleza está condenada

Autor:

Juventud Rebelde

PARÍS, noviembre 30.— La creación de una coalición de 121 países de las regiones más soleadas del mundo para crear una «alianza internacional de la energía solar» (ISA), a iniciativa del primer ministro indio Narendra Modi, y la propuesta del presidente ecuatoriano Rafael Correa de establecer una Corte Internacional de Justicia Ambiental para sancionar los atentados contra los derechos de la naturaleza, asomaron este mismo lunes como primeras luces de la Cumbre del Clima de la ONU en esta capital.

«Queremos aportar energía solar a nuestras vidas, a nuestras casas, haciendo que sea menos cara, más fiable, más fácil de conectar a la red» eléctrica, declaró Modi. AFP detalla que la alianza agrupa a naciones situadas entre los trópicos de Cáncer y de Capricornio, algunas de las cuales tienen más de 300 días de sol al año.

Particular repercusión despertó la propuesta de Correa, quien ofreció como mejor respuesta la creación de esa Corte que definiría, además, «las obligaciones en cuanto a la deuda ecológica de consumo de bienes ambientales».

«Nada justifica que tengamos tribunales para proteger inversiones, para obligar a pagar deudas financieras, pero que no tengamos tribunales para proteger la naturaleza y obligar a los países a pagar las deudas ambientales», señaló Correa en representación de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), según AVN.

Correa comentó que «un habitante de los países ricos emite 38 veces más CO2 que un habitante de los países pobres». Según el Presidente ecuatoriano, la deuda ecológica exige también una Declaración Universal de los Derechos de la Naturaleza, cuyo principio fundamental sea que el medio ambiente sea preservado y ofrezca los mecanismos «para que nuestras sociedades logren alcanzar el buen vivir».

En tanto, el presidente Evo Morales, quien apoyó la iniciativa de Correa, denunció que el sistema capitalista es la causa del calentamiento global. DPA refiere que Morales describió el capitalismo como «la fórmula más salvaje y destructiva de nuestra especie, convirtiendo todo en mercancía para beneficio de unos cuantos».

«La Madre Tierra está acercándose al crepúsculo de su ciclo vital por responsabilidad del sistema capitalista», que ha desarrollado «una fuerza arrolladora y destructiva en nombre de la libertad de mercado, de libre competencia y de los derechos humanos», enfatizó antes de reclamar «que se escuche a los pueblos, movimientos sociales y a nuestros científicos para salvar la vida».

AFP reporta que, aunque la consideró «muy interesante», la mandataria brasileña Dilma Rousseff sostuvo que implementar la propuesta de Correa llevaría un largo proceso, dadas las amplias consultas que requeriría.

En la apertura de la Cumbre del clima COP21, el presidente francés Francois Hollande afirmó que es injusto que los países más pobres y menos contaminantes sean los más afectados por el cambio climático. El anfitrión subrayó ante el pleno de la Conferencia de Naciones Unidas que ningún territorio debe quedar a solas frente a este fenómeno global, en particular los países más vulnerables, sobre todo un grupo de islas que pueden desaparecer a corto plazo debido a la elevación del nivel del mar, informa PL.

Hollande apuntó que los países desarrollados deben aceptar su responsabilidad histórica en el enfrentamiento al calentamiento global, pues son ellos los que han emitido más gases de efecto invernadero a la atmósfera.

Tras las palabras de Hollande, el secretario general de Naciones Unidas (ONU), Ban Ki-moon, llamó a «acelerar» la lucha contra el cambio climático, informa Notimex.

«Debemos ir más lejos y más rápido» en los compromisos  sobre este tema, declaró en su discurso el máximo responsable de la ONU, quien consideró que, en cuanto a calentamiento global, en el mundo «nunca hemos estado confrontados a una prueba como esta y es posible que a nivel político nunca volvamos a estarlo».

Ban pidió a los delegados de 195 países «audacia y flexibilidad» para que París «marque un antes y un después» en la lucha contra el cambio climático.

En la Cumbre, el presidente norteamericano Barack Obama admitió la responsabilidad de su país en el problema del cambio climático y manifestó disposición para frenarlo. He venido para decir que Estados Unidos no solo reconoce su papel en la creación de este problema, sino que asume su responsabilidad de hacer algo, sostuvo Obama, dice PL desde París.

Reuters recoge que también el papa Francisco se pronunció al afirmar que esta Cumbre podría ser la última oportunidad de la humanidad para impedir un desastre global. «Cada año empeoran los problemas. Estamos al límite. Si puedo usar una palabra fuerte, yo diría que estamos al borde del suicidio», sentenció el Sumo Pontífice.

Lea además: ¿Último cambio (climático) en París?

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.