Políticas contra Cuba crean problema migratorio

Belice también niega el paso de los migrantes que permanecen en territorio costarricense

Autor:

Juventud Rebelde

WASHINGTON, diciembre 9.— Las políticas aplicadas durante años contra Cuba por Estados Unidos son el centro del problema que afecta hoy a naciones centroamericanas ante la llegada a sus fronteras de miles de migrantes de la Isla según un editorial de Bloomberg Business.

El artículo de fondo de la agencia señala que los isleños se benefician de normas excepcionales de migración desde hace más de medio siglo y que la Ley de Ajuste Cubano es la puerta de entrada a la nación norteña de personas que en realidad no son perseguidos políticos.

La publicación insta al presidente Barack Obama a deportar a los cubanos que quieran acogerse a su amparo pero que no puedan demostrar que son refugiados políticos reales, reporta Prensa Latina.

A esa ley se añade la política de pies secos-pies mojados que también estimula la inmigración ilegal, a lo que se agregó en 2006 el Programa para Profesionales Médicos Cubanos (CMPP) que concede visa a galenos y otro personal sanitario de la Isla que trabaje en una misión internacional.

Según Bloomberg, «defender esta política es más duro ahora frente a las trabas que encuentran aquellos que escapan de la violencia de Siria o América Central».

Bloomberg llama a Obama a usar su autoridad ejecutiva «para obligar a que los cubanos que llegan tengan que probar de forma creíble sus temores de persecución política para ser acogidos». Ahora «aquellos que sean emigrantes por razones económicas deberían ser deportados a Cuba», según Bloomberg.

Esa agencia estadounidense afirma que el ajuste real que necesita Cuba es el fin del «embargo» (bloqueo económico, financiero y comercial) impuesto hace más de 50 años, política rechazada por la mayoría de los cubanos.

Este es el centro de la compleja situación que estalló hace un mes, con más de 4 000 cubanos en Costa Rica sin poder continuar el viaje que desean y que preocupa a varias naciones del área.

Las autoridades de Belice también plantearon que no les permitirán el cruce hacia México, según expresa un comunicado de Belmopan. El Gobierno de Belice considera necesaria una discusión regional sobre los mecanismos necesarios para hacer frente a los migrantes cubanos que transitan por la región.

El canciller de Costa Rica, Manuel González, comentó que la decisión beliceña, junto con la de Nicaragua y Guatemala, incrementa la posibilidad de que su país enfrente una situación migratoria, la cual se le escapa de las manos, agregó Prensa Latina.

Por su parte, EFE reporta este miércoles que el canciller guatemalteco, Carlos Raúl Morales, apuntó que están dispuestos a recibir a los migrantes cubanos siempre y cuando cumplan una serie de «garantías» y argumenta que su prioridad es «atender a la población guatemalteca y evitar que haya problemas en Guatemala».

Según explicó Morales, la práctica migratoria internacional señala que cuando un país «asegura» a una persona que está de manera irregular tiene dos opciones: enviarlo al país de origen o devolverlo al país de donde proviene.

El Canciller enumeró las garantías: primero, México tiene que reconocer «por escrito» que va a recibir a esa población migrante, porque Guatemala «no puede correr el riesgo» de que los cubanos se queden en la frontera donde dijo que tienen «suficiente población migrante» irregular esperando cruzar y «eso sería una irresponsabilidad y yo estaría violando la ley guatemalteca, porque yo tengo que proteger al guatemalteco», sostuvo Morales según EFE.

En segundo lugar, Guatemala pide saber quién va a correr con los gastos que generaría el transporte de los miles de cubanos desde el aeropuerto internacional de La Aurora a la frontera con México, así como los alimentos, el hospedaje y la seguridad que se les asignaría, porque «hay que darles protección» y ejemplificó: «No puedo correr el riesgo de que los asalten en el camino», al tiempo que reconoció que Guatemala atraviesa una «crisis presupuestaria» en la que existen otras prioridades por atender, como la sanidad.

Ante esta situación, Morales aseguró que lo ideal es buscar una «solución regional», y propuso «repartir esos flujos migratorios».

Por su parte, Costa Rica pidió a los gobiernos de Colombia, Ecuador y Panamá mayores controles, apuntó AFP. «Solicitamos encarecidamente a los países que están hacia el sur, fundamentalmente Ecuador, Panamá y Colombia, que implementen medidas más contundentes para evitar estos flujos migratorios y que incentiven a las personas a no migrar», declaró Manuel González en conferencia de prensa en referencia a los cubanos.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.