«El Niño» hace de las suyas entre inundaciones y sequías

Según la agencia espacial estadounidense NASA, el fenómeno de El Niño ha provocado el «caos» alrededor del mundo, su fuerza no disminuye y su fuerte impacto llegará a Estados Unidos en 2016, cuando provocará frío en el sur del país y un inusual calor en el norte

Autor:

Juventud Rebelde

WASHINGTON, diciembre 30.— Las fuertes lluvias e inundaciones que desde hace días azotan a Estados Unidos ya han dejado 22 muertos y amenazan al menos a 15 millones de personas en el centro y sur del país, especialmente en la cuenca del río Misisipi, donde amplias zonas han sido desalojadas por el peligro de que algunos diques colapsen.

Las autoridades se encuentran hoy monitoreando estrechamente la situación de 19 diques en el río Misisipi y sus afluentes, en cuyas márgenes cientos de voluntarios, ayudados por la Guardia Nacional, se apresuran a amontonar bolsas de arena para reforzar las protecciones en muchos puntos y evitar nuevas inundaciones, reporta EFE.

Según la agencia espacial estadounidense NASA, el fenómeno de El Niño ha provocado el «caos» alrededor del mundo, su fuerza no disminuye y su fuerte impacto llegará a Estados Unidos en 2016, cuando provocará frío en el sur del país y un inusual calor en el norte.

El informe afirma que los cambios climáticos provocados por El Niño ya han afectado a la producción mundial de arroz, trigo, café y otros cultivos golpeados por la sequía y las inundaciones, lo que ha causado un aumento de los precios de esos alimentos.

El Niño ha adelgazado este año la capa de agua caliente que normalmente rodea a Australia e Indonesia, mientras que en la zona oriental del Pacífico tropical las aguas de la superficie, normalmente frías, se han cubierto con una gruesa capa de agua caliente, agrega EFE.

El resultado de estas alteraciones ha sido una disminución de las precipitaciones en el sudeste asiático, así como la reducción de las lluvias en Indonesia y el consecuente crecimiento, ante la falta de agua, de los incendios en la región, según apunta la agencia espacial.

La NASA también responsabiliza a El Niño de las sequías en el sur de África, de las inundaciones en América del Sur, de las olas de calor en la India causadas por el retraso de las lluvias del monzón y del temporal de huracanes sin precedentes que ha azotado la zona oriental del Pacífico tropical.

La nueva crecida de los ríos Paraguay y Uruguay encendió otra vez las luces de alerta en Paraguay, Argentina y Uruguay, donde ya suman más de 170 000 los evacuados, señala DPA.

Por el contrario, en Colombia se ha declarado alerta roja por una dramática reducción de los niveles de los dos principales ríos que abastecen de agua los acueductos de cientos de pueblos y ciudades del país, el Magdalena y el Cauca, apuntó Reuters, una información que completa EFE al advertir que 13 departamentos están afectados por incendios forestales.

Ambos cursos fluviales atraviesan zonas densamente pobladas en las que vive la mayoría de los 48 millones de habitantes de Colombia, país que cuenta con 32 departamentos, y el presidente Juan Manuel Santos ha pedido a los colombianos ahorrar el consumo eléctrico, pues un 70 por ciento de la energía de ese país es generada por centrales hidroeléctricas.

En la vecina Venezuela, la agencia AVN reporta que el ministro de Ecosocialismo y Aguas, Guillermo Barreto, informó este miércoles que el racionamiento programado del agua se mantendrá durante el 2016 con el objetivo de garantizar las reservas en los embalses, esto ante el recrudecimiento de la sequía ocasionada por el fenómeno El Niño.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.